El BCE ha endurecido los requisitos de capital mínimo para Banco Sabadell para este año respecto a las exigencias del año pasado, de acuerdo con el proceso de revisión y evaluación supervisora (SREP) que realiza cada ejercicio. Así, la exigencia mínima para el ratio de capital CET1 pasa del 9% del ejercicio de 2018 al 9,64% requerido para este año en términos fully loaded , considerando la total aplicación de la nueva regulación de solvencia. 

Para el ratio de capital total, el listón mínimo requerido se eleva del 12,5% del año pasado al 13,14% de este ejercicio. En cualquier caso, Sabadell supera en sus niveles de solvencia para este año el umbral mínimo que le marca el supervisor, con lo que no tiene limitación alguna para el pago de dividendo, la retribución variable a su dirección o para el abono del cupón de sus bonos contingentes convertibles (cocos). Así, a cierre de 2018, el ratio CET1 fully loaded era del 11,1% (desde el 9,64% exigido para este año) y del 14,13% el capital total. La entidad también superaba en 2018 los requisitos mínimos de capital

Sabadell reconoce que  “los impactos que el banco ha tenido que afrontar tras la migración de la plataforma tecnológica del banco filial inglés, TSB, han repercutido en el incremento de los requerimientos prudenciales” . TSB y las pérdidas netas de 339 millones de euros que los fallos en la migración tecnológica han ocasionado a Sabadell en 2018 han sido por tanto determinantes en el aumento de la exigencia en el denominado Pilar 2, en capital que el supervisor requiere a la entidad dependiendo de su perfil de riesgo, su gestión de los riesgos y su planificación de capital , según la propia definición del BCE. Este nivel de capital ha pasado del 1,75% requerido para 2018, según el hecho relevante comunicado por la entidad en diciembre de 2017, al 2,25% de 2019. El Pilar 1, que se mantiene sin cambios en el 4,5%, es el capital mínimo requerido de acuerdo con la legislación.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Sabadell defiende que los requisitos marcados para este año por el BCE no recogen el efecto positivo en el perfil de riesgo de la entidad la venta de carteras de activos problemáticos a clientes institucionales, dado que el criterio es computarlas en el momento del cierre de la transacción. Sabadell acordó en 2018 la venta de 12.000 millones de euros de estos activos tóxicos, lo que ha contribuido a una importante mejora de la ratio de activos problemáticos netos sobre total activo del 2,9% al 1,8%

Para este año, Sabadell estima una generación orgánica de capital del orden de 50 puntos básicos, lo que contribuirá al refuerzo de su posición de solvencia y a la mejora del valor contable tangible por acción en más de un 5%, según explica el banco en un comunicado. Esta estimación de generación orgánica de capital asume un pago de dividendo del 50% de los beneficios recurrentes

Además, Sabadell anunció en 2018 las operaciones de ventas institucionales de carteras de activos problemáticos y la venta de Solvia Servicios Inmobiliarios, cuyo cierre se encuentra únicamente pendiente de las correspondientes autorizaciones administrativas. En 2019, el banco ha iniciado un proceso competitivo para la venta de Solvia Desarrollos, la promotora de suelo de la entidad. 

 CaixaBank también ha comunicado hoy a la CNMV las exigencias de capital mínimas que le marca el regulador para este año y que se mantienen sin cambios respecto a las de 2018. Estas son un ratio mínimo de capital CET1 del 8,75% fully loaded (actualmente está en el 11,5%), un Tier 1 del 10,25% (está en el 13%) y un capital total del 12,25% (actualmente está en el 15,2%)