Expertos consultados ven remota la posibilidad de que se materialice la nota del asesor de seguridad de EEUU, John Bolton, de los “5.000 soldados a Colombia, pero temen la disposición de las milicias bolivarianas de Nicolás Maduro.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Sin embargo, dividen opiniones frente al hecho eventual de que Rusia y China, países que han mostrado su respaldo a Caracas frente a la comunidad internacional, apoyen militarmente a Venezuela

Andrés Bernal, experto en conflicto, seguridad y defensa, le dijo a EL HERALDO que “tras el aparente descuido de John Bolton sobre el arribo de 5.000 soldados en territorio colombiano, resulta poco probable que esto llegue a ocurrir en la coyuntura actual. El Gobierno colombiano y los demás países latinoamericanos no estarían dispuestos a apoyar una intervención militar, de igual manera la decisión requiere de un consenso político en Estados Unidos que aún está lejos de darse”

Coincide John Marulanda, consultor internacional en seguridad y defensa: “Veo muy remota la posibilidad de que tropas de combate de los Estados Unidos puedan llegar en barco a los mares cerca a Venezuela o a las fronteras de Colombia o Brasil, pueden llegar unidades militares de apoyo humanitario: médicos, ingenieros, en caso de que se logre aprobar una intervención humanitaria en Venezuela. Más bien veo aquello como una presión sicológica fuerte, por aquello de que todas las opciones están en la mesa, y la nota al descuido del señor Bolton es para que la fuerza militar venezolana se rompa, ya que hay indicios serios de una fractura entre la subalternidad y el generalato”

Bernal también ve un mensaje de Washington en la libreta de Bolton: “Lo de Bolton es ante todo un claro mensaje de disuasión para Venezuela: seguir presionando al régimen de Maduro para dejarle cada vez menos escenarios para seguir en el poder”

¿Y del lado de Venezuela?

Para Marulanda, del lado de Venezuela “los llamados de Maduro son a generar una movilización cívica con gente armada, para eso está la milicia bolivariana que, según Maduro, son un millón 600 mil civiles, mal equipados, mal entrenados, mal armados, mal conducidos, que podrían generar una verdadera masacre. Y esas 10 mil células que dice que va a armar en todo el país, es porque Maduro, como Chávez, no confía en la estructura militar, y con esta gente armada más o menos tiene una garantía ante cualquier ruptura de las fuerzas militares”

Bernal alerta sobre la posibilidad de que Rusia y China apoyen a Caracas: “Siempre sonará exagerado decir que Venezuela podría convertirse en otro Vietnam, no obstante, la nota de Bolton si bien es disuasiva, también es un mensaje claro para decir que todas las opciones están sobre la mesa, y llegada la coyuntura, la presencia de tropas norteamericanas en Colombia aunado a las sanciones económicas de Venezuela que afectan por igual a Rusia y China, harían de esto el escenario perfecto para que, a nivel geoestratégico, estas dos potencias se puedan involucrar en el desarrollo de un conflicto regional de carácter subsidiario”.En cambio, Marulanda no ve a rusos y chinos llegando a Latinoamérica a combatir: “Yo no creo que Rusia esté muy interesada en intervenir, ya tiene sus propios problemas en sus fronteras. Ha vendido armamento a Venezuela, ha desplazado gran cantidad de técnicos y entrenadores, pero creo que una confrontación abierta con EEUU es poco oportuna para Rusia. Y China ni se diga, no le gustan las turbulencias, está avanzando pausada y discretamente en la región con dineros y haciendo inversiones y compras. Creo que entre todos estos países con los EEUU se van a organizar toda esa riqueza petrolera sin que haya mayor perturbación”