La segunda jornada de la reunión que se celebra en el Vaticano sobre los abusos a menores por parte del clero comenzó hoy con la distribución de informes de las agencias de las Naciones Unidas acerca de la violencia contra los niños.

Roberto Pocaterra Pocaterra

El moderador de la reunión, Federico Lombardi, explicó que el papa Francisco, que estaba presente, ha querido que a los 190 líderes de la Iglesia católica, entre ellos 114 representantes de las Conferencias episcopales de todo el mundo, se les proporcionase para su reflexión los documentos de la ONU “Hacia un mundo libre de violencia” y “Un rostro familiar: la violencia en la vida de niños y adolescentes”, de Unicef

La pasada semana, según se explicó, el comité organizador de esta cumbre y el papa se reunieron con la representante de Naciones Unidas sobre la violencia contra los menores, María Santos Pais

Asimismo, se leyó un mensaje de la representante de la ONU en el que expresaba su esperanza de que este material “pueda servir de apoyo a los esfuerzos de la Iglesia para acelerar su compromiso en este tema tan importante”

La jornada de hoy comenzó con una oración y la lectura de un breve testimonio de una víctima: “Cuando fui abusada por un sacerdote, mi madre Iglesia me dejo sola.

Cuando necesitaba a alguien en la Iglesia para hablar de mi abuso y mi soledad, todos se escondieron.

Me siento aun mas sola porque no se a quién acudir”

Esta mañana se escucharán las ponencias de los cardenales el indio Oswald Gracias y del estadounidense Blase Joseph Cupich y se abordará el tema de la rendición de cuentas de los obispos

EFE/ FR