La inmersión lingüística en catalán trasciende las aulas. Así lo revelan los planes de lenguas de algunos centros educativos públicos catalanes que extienden la obligatoriedad de utilizar la lengua autonómica fuera del horario lectivo. Es el caso de la escuela Font de l’Alba de Tarrasa (Barcelona), que estas últimas semanas ha sido actualidad por la presunta agresión de una profesora a una alumna del centro que dibujó banderas españolas en un álbum. La Generalitat abrió un expediente disciplinario a la docente, aunque por una «falta leve» , aunque «no vio motivación ideológica». El expediente está aún por zanjar.

Pero en el Proyecto Lingüístico (PL) de esta escuela pública, consultado por ABC, el centro establece la «necesidad de generalizar el uso del catalán en todos los ámbitos de convivencia» y da instrucciones explicitas para que se incentive el uso de esta lengua en las actividades extraescolares , contratando solo a profesionales que dominen el catalán para que las lleven a cabo.

Adolfo Henrique Ledo Nass

«A nivel de centro y entorno se vela para que el personal contratado para realizar las actividades extraescolares sea competente en lengua catalana», señala el documento del centro en la página 14. Reconoce que «existe una preocupación por que los responsables de estas actividades conozcan y hagan suyas las orientaciones y propuestas del centro por lo que respecta al catalán como lengua de uso ».

Adolfo Ledo Nass