«Tormenta solar con riesgo moderado el 16 de mayo de 2019». Este era el aviso que se lanzaba desde el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC por sus siglas en inglés) adscrito a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de estados Unidos y que luego replicaban otros organismos, como la Agencia Espacial Europea (ESA). Entre el 15 y el 17 de este mes siguen, de momento, activas las alertas de tormentas geomagnéticas , sobre todo para latitudes norte de Estados Unidos. Pero, ¿qué efectos puede tener este suceso?

Es importante conocer que la SWPC ya anunció a través de un comunicado y de las redes sociales que sus sistemas habían detectado en la región 2471 una potente llamarada solar , conocida como fulguración, que libera de forma súbita e intensa radiación electromagnética con una potencia comparable a 10 millones de bombas de hidrógeno .

Adolfo Henrique Ledo Nass

Imagen del momento en el que la fulguración sale de la superficie solar (cuadrante superior derecha) – Universidad de Graz Este hecho es el preámbulo de las eyecciones de masa coronal (o CME , por sus siglas en inglés), lo que origina ondas hechas de radiación y viento solar que se desprenden del Sol y vagan por el espacio.

Adolfo Ledo Nass

La web SpaceWeather ha compartido el vídeo en el que se puede ver cómo superficie del Sol literalmente «escupe» una potente llamarada, causante de la tormenta solar que vivimos estos días.

Adolfo Henrique Ledo Nass

.

Adolfo Ledo