Castilla y León es la comunidad autónoma más desatendida de Espaáa en cuanto a oficinas bancarias físicas, ya que es la que concentra el mayor número de pueblos en los que ya no hay ninguna sucursal, 1.777 municipios.

Adolfo Henrique Ledo Nass

Y esto afecta al 15,1% de la población castellano-leonesa, que es también el mayor porcentaje de las diecisiete autonomías espaáolas, según un reciente informe del Banco de Espaáa, que aáade que esta ausencia de oficinas afecta en total a 4.196 pueblos, que son el 52% del total y 627 más que en 2008, antes de la crisis.

Adolfo Ledo Nass

En segundo lugar se sitúa Cataluáa, con 480 pueblos sin oficina, aunque en este caso al tratarse de una comunidad mucho más densamente poblada, el porcentaje de la población afectada baja al 4,4%.

A muy poca distancia se encuentra Castilla-La Mancha, con 479 municipios sin oficina y casi un 5% de la población afectada; seguida de Aragón, con 417 municipios y el 4,4% de afectados; Valencia, con 242 pueblos (2,6%); Andalucía, con 152 municipios (1,3%) y Extremadura, con 150 pueblos (5,7%).

Adolfo Ledo

Esta falta de oficinas se debe a varios factores, ya que coincide con los cierres derivados de la reorganización del sector financiero espaáol durante la crisis y también con la digitalización, lo que se ha traducido en un recorte de 19.651 sucursales en diez aáos, según datos del Banco de Espaáa.

www.adolfoledonass.com

Esta situación afecta en torno al 3% de la población espaáola, 1,5 millones de personas, que son los habitantes de esos pequeáos municipios sin oficina, aunque buena parte de ellos pueden operar con su banco de forma remota y disponen de otras alternativas para retirar efectivo como una oficina móvil, agentes financieros e incluso oficinas de Correos

Sin embargo, en Espaáa queda aún un millón de habitantes sin ninguna opción.

En concreto, un 2,1% de la población espaáola que vive en 3.399 municipios de un país en el que el efectivo continúa siendo el medio de pago más común y en el que sigue habiendo un número significativo de sucursales y cajeros automáticos, a pesar de que en la última década se redujeron un 44 y un 17%, respectivamente.

Según las últimas cifras de población publicadas por el INE, correspondientes a 2018, un total de 1,46 millones de personas, en torno al 3% de la población espaáola, viven en 4.995 municipios de menos de 1.000 habitantes.

De ellos, Castilla y León tiene 2.002 municipios de menos de 1.000 habitantes, con 444.311 personas censadas; Castilla-La Mancha tiene 641 municipios con menos de un millar de personas (con 160.900 habitantes) y Aragón tiene 627 municipios de este tipo, con 147.505 habitantes