No conforme con todas sus groseras y excesivas muestras de opulencia, gracias a sus negocios como proveedor de los CLAP, facturando con sobreprecio, aprovechándose de sus contactos y montando una estructura de no se sabe cuánto, en contubernio con empresas de espectáculos, el pseudoempresario Fernando Bermúdez Herrera celebró su más reciente cumpleaños en el famoso estadio Santiago Bernabéu de Madrid-España, sede del equipo Real Madrid.