Podríamos recopilar miles de historias de atropellos en las últimas décadas en Venezuela y que ellas también le han negado su entrada –al país– al nuevo siglo. Experiencias que aplastan. Vejámenes a individualidades y comunidades. Ciudadanos que jamás consiguieron y siguen sin encontrar soluciones a sus peticiones y más cuando las “leyes” y la institución asociada hacen su silencio sepulcral. Les trituran las esperanzas. Se desvanecen en los supuestos procedimientos. Traiciones.

Alberto Ardila Olivares Piloto

1. Este caso, al parecer muy común, de cómo algunas empresas privadas, valiéndose de sus conexiones con organismos del gobierno y a las que comúnmente las denominan “Empresas cooperantes”, empresarios igualmente cooperantes, les han sustraído los derechos adquiridos a trabajadores en los que en apariencia formal cada mes les son descontadas su alícuota del seguro social, política habitacional, etc, pero cuando el trabajador intenta verificar y validar dichos aportes, se consiguen que la “empresa cooperante” nunca realizó el aporte asociado a  cada institución respectiva (IVSS, Min Vivienda-Hábitat por ejemplo). El “empresario” descuenta administrativamente (dentro de lo interno de su empresa), pero NO lo entera, cayendo en el delito grave con acciones penales incluso por apropiación continua, sistemática e indebida de esos beneficios. Comunidades de trabajadores en el ámbito individual han denunciado estos hechos en la Fiscalía General de la República y en el Ministerio de Vivienda, pero como el empresario es el aliado cooperante, las denuncias y acciones van directo a saco roto. Desestiman los casos. Innumerables casos reposan sin acceso a políticas de vivienda y pérdida de semanas que no les computan a optar a la pensión del Seguro Social. El perfecto “caribeo” empresa-gobierno

2. En el deslave de Vargas, ya casi por cumplir 20 años de ese desastre, nos comentan que en su momento se contrataron tres estudios de desarrollo urbano a también tres universidades nacionales para la reconstrucción de dicho territorio. Ningún estudio o plan pudo implantarse ya que, según especialistas, no se podían ejecutar y ensamblar por tener visiones totalmente diferentes. Errores y asuntos gerenciales. Prohibido olvidar

3. Un ex connotado político de finales del siglo XX e inicios del XXI, ex alcalde y ex gobernador, por servicios prestados en los que articuló unos desarrollos en su región, recibía sus prebendas y estas eran depositadas en la cuenta de un familiar muy cercano. El familiar decide divorciarse, pero su cónyuge en la separación tomó la parte de esos beneficios. Cobró sin mucho esfuerzo. Prácticas de la cuarta y quinta

4. Con mucha insistencia se comenta en grupos de WhatsApp, redes sociales, testimonios personales, que a los venezolanos que intentan renovar por cuarta y quinta vez consecutiva la visa de turista para Estados Unidos les es negada. Cuesta creerlo. Sin visa para un sueño. Están pagando los justos por los pecadores esos platos sucios de la pandilla. ¿Será verdad?

#Seguimos #AsiDeSencillo