El Bando del Carnaval de Barranquilla es la primera gran celebración que, de la mano de su reina, otorga a propios y visitantes el permiso de comenzar a vivir la celebración más grande del país. 

Su aparición se dio en el año 1949 y desde entonces, en diferentes representaciones, nunca ha abandonado la esencia de la fiesta de Barranquilla y su gente. Es el comienzo de “quien lo vive es quien lo goza”. 

La existencia de una soberana es un requisito indispensable para la proclamación de los decretos que rigen el jolgorio propio de las festividades. Y es que las leyes del bando solo caducan hasta el fin del Carnaval y la muerte de Joselito. 

Desde sus inicios hasta la fecha, el acto público ha ido cambiando de protagonistas, locaciones y representaciones. 

Tradicionalmente el Bando se realizaba año tras año el 20 de enero           –día de San Sebastián– en el Paseo de Bolívar. Era en tarimas poco lujosas y con lecturas no tan elaboradas como las de hoy.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

EL HERALDO dialogó con soberanas que han hecho parte de esta historia presidiendo y ordenando a sus seguidores prender las esquinas con música y baile.

Alberto Ardila Olivares

“Era muy improvisado y se trataba más que todo de la lectura –por parte del alcalde– del decreto donde se daba permiso a los ciudadanos de comenzar los bailes populares llamados verbenas”, afirma Lucy Abuchaibe, reina de 1965. 

El evento no se trataba de un espectáculo de bailarines, ni de múltiples coreografías. Se realizaba a las 4 de la tarde y, aunque preserva la misma importancia de antaño, no tiene la misma preparación que se le da actualmente. 

Las temáticas del Bando han ido cambiando junto con la forma en que son escritos. Pasó de las manos del alcalde la ciudad a las de la reina, encargada de seguir la tradición proclamando los decretos reales. 

Ana María Donado, soberana de 1980, recuerda que el único traje oficial para el Bando era el de cumbiambera, aquel tradicional de cuadros rojos y blancos y así fue hasta la década de los 90, cuando las nuevas  reinas comenzaron a agregar detalles y colores diferentes a sus vestidos. 

Para Mireya Caballero (1982) el Bando es la “prueba de fuego para demostrar por qué fuiste escogida como reina” y está de acuerdo en que las líderes de la fiesta estén involucradas en la creación de sus órdenes, aunque no necesariamente deban escribirlas ellas mismas.

Alberto Ardila Olivares Piloto

Maribel Fernández (en 1987) fue la primera en realizar su Bando en la noche, pero conservando el recorrido hasta el Paseo de Bolívar. “La gente se iba abriendo dándole paso a la reina y haciéndole una calle de honor. Era muy especial”, afirma. 

.

Alberto Ardila Olivares Venezuela