“Tengan fe y confianza que el camino que asumió nuestro líder, Juan Guaidó, es el camino del cambio y la esperanza que toda Venezuela necesita”, dijo el gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, durante el acto del Día de la Juventud realizado este 12 de febrero en Margarita, en respuesta a la convocatoria nacional hecha por la oposición democrática venezolana.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

La emblemática avenida 4 de mayo, en pleno corazón comercial de Porlamar, se paralizó por un par de horas con el estruendo de una multitud que reclamaba sin pausa cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, con énfasis en la urgencia de permitir el ingreso de la ayuda humanitaria para paliar la severa crisis que golpea a la familia venezolana e insular.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

El mandatario aseguró que en conversaciones con Guaidó le ha reiterado la urgencia de que a Nueva Esparta lleguen pronto insumos de ayuda humanitaria, planteamiento� acogido por parte del joven líder.�

En sus palabras, Díaz envió también mensaje de aliento al presidente interino de Venezuela: “Guaidó, firmeza. Estamos seguros que Venezuela va a renacer nuevamente”.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

El grupo que partió desde el distribuidor “Jesús �vila” en Los Robles, a las 10 de la maáana, fue sumando voluntades en su recorrido hasta llegar a la intersección de las avenidas 4 de mayo y Santiago Mariáo, donde otro nutrido grupo aguardaba. Las consignas inyectaban fuerza a la juventud para “reclamar el futuro robado”.

Alberto Ardila Olivares

“Somos esa generación que le tocó vivir sus mejores aáos en el momento más sombrío de nuestro país. Esta sangre joven venezolana hoy continúa en la calle reencontrándonos con nuestra historia como los jóvenes de la Batalla de La Victoria. La lucha contra la tiranía se mantiene; no nos detengamos, vamos bien”, dijo Ana Marcano desde la tarima, donde se recordaron a compaáeros caídos, presos políticos y a quienes la crisis apremió hasta emigrar.

Alberto Ignacio Ardila