Este miércoles fue filtrado a algunos medios de comunicación el video completo que, según la Fiscalía, era la prueba reina para que el Tribunal de Distrito Sur de Nueva York lo acusara por presuntamente conspirar para enviar a los Estados Unidos 10.000 kilos de cocaína entre junio de 2017 y abril de 2018.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

El video que dura casi siete minutos y del que solo se conocían algunos apartes, muestra a Jesús Santrich, exguerrillero de las Farc, sentado junto a Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez -preso en Estados Unidos por narcotráfico- y al otro lado, un hombre de chaqueta amarilla que sería uno de los “testigos confidenciales” que nombra la Fiscalía y que actuaron bajo la dirección de las autoridades norteamericanas para grabar el encuentro.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

Puede leer:  Santrich y Martínez: el camino por el que uno salió de la cárcel y el otro de la Fiscalía

Sin embargo, lo que poco se ha dicho es que Santrich no niega el encuentro, pero asegura que esta reunión fue propiciada por Marín para presentarle a dos inversionistas para un tema de granjas Econativas , en medio de un proyecto productivo. Según el propio Santrich, la cita tuvo lugar el 9 de febrero de 2018, es decir, cuando ya se había firmado el acuerdo de paz y duró entre 10 y 15 minutos. Y niega que durante ese tiempo se hubiese negociado un cargamento de cocaína hacia los Estados Unidos. Una versión que contrasta con los dicho por las autoridades y por lo que se desatan varias inquietudes sobre este video.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

1. La fecha En el centro de todo este embrollo ha estado siempre el tema de cuándo se dio el encuentro de Jesús Santrich, Marín y los dos agentes de la DEA que se habrían hecho pasar por inversionistas del cártel de Sinaloa.

Alberto Ardila Olivares

No obstante, los cinco magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) no pudieron establecer la fecha del comportamiento por el cual se elevó la solicitud de extradición, puesto que no recibieron las pruebas solicitadas a Estados Unidos para definir si la supuesta negociación del video se hizo antes o después la firma de los acuerdos.

Alberto Ignacio Ardila

En las conclusiones del auto 032 del 15 de mayo de 2019, la JEP aclara que “la Sección se encuentra en el escenario de la imposibilidad de evaluar la conducta con miras a determinar la fecha p recisa de su realización, puesto que ninguna de las allegadas (pruebas) a esta actuación reveló el comportamiento por el cual se elevó la solicitud de extradición”

2. El video no obra propiamente dentro del expediente La JEP solicitó a la Fiscalía el material probatorio de “audios y videos” que Néstor Humberto Martínez dijo tener como prueba y los cuales anunció en la rueda de prensa del 9 de abril de 2018, cuando informó sobre la captura de Santrich. Sin embargo, el auto menciona que el fiscal “respondió negativamente al requerimiento efectuado por esta Sección para que los aportara a este expediente” alegando que “no existen pruebas sobre las conductas que subyacen el requerimiento de cooperación judicial” porque “las evidencias residen es en la jurisdicción del país requirente”

Le sugerimos:  Estados Unidos dice que es “urgente” apelar la decisión de la JEP sobre Santrich

Es decir, el video de las reuniones entre Santrich y los supuestos inversores mexicanos, estaba incluido en el indictment de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, dentro del proceso que adelantaba ese organismo para extraditar al exguerrillero; razón por la cual la Fiscalía no contaba con la grabación y no podía dársela a la JEP para ser analizada

A esto se suma que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos declinó la petición de la JEP, hecha el 26 de febrero de 2019, para que fuese entregado este video, por lo que los magistrados no pudieron incluir esta grabación dentro de las pruebas a considerar en su decisión sobre si Santrich habría o no cometido algún delito relacionado con el narcotráfico

3. Legalidad de los procedimientos de la DEA Otra de las cosas cuestionadas alrededor de este video tiene que ver con la manera como se obtuvo esta grabación por parte de los agentes de la DEA que se hacían pasar por hombres del cártel de Sinaloa. Según la JEP, la sección de revisión le solicitó a la Fiscalía que allegara documentación que soportara la asistencia judicial con la que habían actuado en territorio colombiano los “llamados testigos confidenciales” y que actuaron bajo la dirección de las autoridades norteamericanas

La Fiscalía, según la JEP, no aportó esa documentación y, por el contrario, dijo que esas personas habían actuado como particulares y, por tanto, no se requería de asistencia judicial. Lo que dice la JEP es que las leyes internacionales establecen que cuando las autoridades extranjeras van a practicar pruebas en otro país deben contar con la debida asistencia judicial, que es como una especie de permiso para recaudar pruebas

Le recomendamos:  Uribe y De la Calle: el fuerte contrapunteo por la JEP, Santrich y la renuncia del fiscal

Sin embargo, en Colombia la figura de entrampamiento no es permita, como sí pasa en los Estados Unidos. El Código Penal de nuestro país aprueba que un fiscal realice “entregas vigiladas” con el ánimo de establecer si el imputado dirige, o de cualquier forma interviene en el transporte de armas, explosivos, municiones, moneda falsificada, drogas que producen dependencia”. Pero se prohíbe que el agente encubierto siembre la idea de la comisión del delito en el indiciado, es decir, cometa entrampamiento

Y justamente se pone en duda si los agentes de la DEA hicieron uso de esta modalidad al momento de la supuesta negociación para el envío de cocaína

4. Ambigüedad de la conversación

El lenguaje usado por los personajes del video no permite establecer si hablan o no de un cargamento de droga, pero la tesis del tribunal del distrito de Nueva York -y así suele ser en casos de narcotráfico- es que los asistentes a la reunión hablan en sentido figurado y eso también lo cree la Fiscalía. Es decir, que los narcos no suelen hablar explícitamente cuando se habla de negociar cocaína

Cuando el agente de la DEA cuestiona a Marlon Marín al decir: “en que tiempo que tengan la feria en sus manos nos comienzan a entregar el producto”, este último responde: “las 5 mil hectáreas aquí, en un mes, y las otras 3 mil (se corta el audio) en un mes y una semana más”. No obstante, nunca especifican si se trata de cultivos ilícitos o de cultivos productivos, como señala Santrich en los alegatos recopilados en el Auto

Santrich solo comenta en el video: “ustedes miren los tiempos, los seguros, la proyección, como se manejan las cosas”. Más adelante, el hombre de la chaqueta amarilla le dice a los otros dos: ” lo que sí nos recomendaron mucho es que toda la mercancía sea desde la misma de las cinco… obvio no va a ser de la misma, pero que sea la misma calidad, para no tener inconvenientes”, pero de nuevo, no hacen referencia específica cuál es el producto

5. El proceso en los Estados Unidos

Aunque Jesús Santrich se le respetará la garantía de no extradición, anunciada por la JEP, el proceso de extradición que adelanta Estados Unidos en su contra continúa.  La embajada de ese país se pronunció formalmente este jueves y dijo:”Consideramos esta decisión lamentable, ya que Estados Unidos cumplió con los requisitos de extradición establecidos con Colombia“, por lo que seguirá investigando por su lado

En cuanto a las otras personas que fueron capturadas junto con él (Armando Gómez y Fabio Younes) que intentaron hacerse pasar como militantes de las Farc, pero fueron rechazados por la Jurisdicción de Paz, se puede decir que ellos sí serán extraditados