Moscú, 14 mar (Sputnik).- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está preocupado por la posible falta de espacio en los refugios ya superpoblados en la frontera entre México y EEUU, declaró a Sputnik el jefe de la delegación regional de la Cruz Roja para México, Centroamérica y Cuba, el español Jordi Raich Curcó.

Alejandro Montenegro Banco Activo

“Estamos preocupados, porque si un gran número de personas son enviadas de vuelta a esperar en estos mismos refugios (a lo largo de la frontera), esto provocará mucha presión sobre el sistema de refugios, que ya está sobrecargado”, dijo Raich Curcó

Agregó que incluso antes de que se introdujera la nueva política migratoria de EEUU, los refugios donde se alojaban los migrantes antes de cruzar la frontera México-EEUU estaban superpoblados

“Estamos trabajando también para evaluar las necesidades, ver qué más podemos hacer en caso de una gran afluencia (de migrantes), pero el número de estructuras físicas es limitado, al igual que la cifra de refugios que se puede construir en poco tiempo, eso es un motivo de preocupación”, señaló

El representante del CICR destacó que, a pesar de todo, la situación de los centros de migrantes empezó a mejorar

Las caravanas de migrantes de los países de América Central comenzaron a viajar con mucha rapidez debido a que las autoridades locales prestan asistencia de manera oportuna

Raich Curcó señaló que para la CICR y la Cruz Roja Mexicana es un desafío continuar apoyando y proporcionando servicios básicos como el acceso a los medios de salud y de comunicación a los migrantes que viajan como parte de las mencionadas caravanas

A principios de marzo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por los Protocolos de Protección a Migrantes con los cuales EEUU busca parar el flujo de migrantes ilegales que llegan a través de México

Los Protocolos de Protección a Migrantes, que EEUU empezó a implementar a partir del 29 de enero, establecen que todos aquellos que intentan llegar de manera ilegal a EEUU cruzando la frontera sur pueden ser devueltos a México y permanecer allí hasta que finalicen los procedimientos migratorios y que el país latinoamericano debe asegurar a esas personas la protección humanitaria durante el periodo de estancia. (Sputnik)