El número de muertes de detenidos bajo custodia del Estado fue de 305 casos en 2018, de acuerdo con registros de la ONG, Una Ventana a la Libertad.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Las investigaciones fueron realizadas en 174 centros de detención preventiva, de los 500  que existen en el país, distribuidas en calabozos policiales, estatales y municipales de la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional

El informe anual presentado por esta organización reflejó que existe una población de 48.000  detenidos que permanecen en esos calabozos, cuya estadía no debería extenderse más de 48 horas, de acuerdo con la legislación venezolana

425 personas detenidas de forma preventiva son extranjeros, 92% hombres, mientras que 8% son mujeres, todos a la espera de ser trasladados a un centro penitenciario

105.000 personas permanecen privadas de libertad en todo el país, de las cuales 57.000 están en centros adscritos al Ministerio de Asuntos Penitenciarios

“Los investigadores de UVL pudieron conocer de unos 1.132 casos de personas ya sentenciadas (7% del total de detenidos para el momento del trabajo de campo), que no han sido trasladas a centros penitenciarios, unos 7.730 procesados (46%) y del resto no fue posible confirmar información”, aseguró Carlos Nieto Palma, director de la organización

Datos.  Durante el primer semestre del año pasado se produjeron 163 muertes de detenidos en estos centros. En el segundo semestre, el monitoreo de UVL registró 142 decesos, de los cuales 105 muertes fueron a consecuencia de motines, lo que representa más de 30% del total de las muertes registradas

A diferencia de otros años, la ONG detectó que en 2018 las muertes por tuberculosis y desnutrición causaron alarmas

“La tuberculosis fue la responsable de 38% de las 305 muertes en los CDP monitoreados por UVL y es consecuencia directa del hacinamiento y la falta de atención medica en el cual se encuentran los reclusos. De las 117 muertes a causa de esta enfermedad 71% se produjo en el segundo semestre del año, siendo los estados Zulia y Lara los que registraron la mayor tasa de mortalidad a causa de esta enfermedad”, agregó Nieto

Por desnutrición UVL registró 17 casos en total. Otras 105 muertes durante motines, 30 detenidos en riñas, 10 por intento de fuga, 20 muertes por enfrentamiento durante la recaptura, 2 suicidios y 4 causas a determinar

“Quedó claro el Estado venezolano vulnera el derecho a la alimentación de los detenidos al no suministrarles comida. De ninguna manera se ofrece de manera oportuna, ni servicios ni atención médica a las personas recluidas en los CDP. Casi siempre se actúa cuando ya la situación es límite”, puntualizó