Como si no hubiera pasado un año. Así ha arrancado el Mundial 2019 de MotoGP, con una carrera inaugural en Qatar idéntica a la de la pasada temporada. Entonces batió Dovizioso a Márquez en la línea de meta por 27 milésimas. Esta vez lo hizo por sólo 23, dejando ambos para el recuerdo otro increíble duelo de última vuelta, en el que se pasaron seis veces, para rematar otra increíble carrera en la que los cinco primeros cruzaron la meta en sólo seis décimas.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Durante muchos momentos de la prueba el grupo de cabeza llegó a ser de ocho unidades y no de los grandes animadores de él fue Rins, que al final se quedó sin el premio del podio. El de Suzuki llegó a liderar y se pasó hasta en diez ocasiones con Dovizioso, pero una ligera colada en el final de recta, a tres vueltas del final, le hizo perder toda opción de victoria porque se le escapó medio segundo en la maniobra. Una pena, porque merecía más, y porque luego no pudo con un brillante Crutchlow que se ganó el tercer peldaño del podio cruzando la meta a 0.320 de la cabeza

Tras los cuatro primeros, un increíble Rossi, que salía decimocuarto con muchos problemas en los entrenamientos y se las apañó para estar cerca de los mejores hasta el final, a sólo seis décimas de la cabeza y quedando muy por delante de Petrucci, séptimo a 2.320 y su compañero Maverick. Éste fue la gran decepción del día, porque arrancaba en la pole y no pudo mostrar en ningún momento el potencial que de él se espera. Tras la salida caída hasta la sexta plaza, superado por Dovizioso, Miller, Márquez, Crutchlow y Nakagami. Su séptimo final, a dos segundos y medio del vencedor es una dura derrota para él

Otra película es el octavo puesto de Mir, un novato que se ha permitido el lujo de rodar durante muchas vueltas pegado a las tres plazas de podio . Lo suyo ha sido una master class en toda regla con la que ha aprendido una barbaridad. Y del que hay que esperar que también haya adquirido algún conocimiento de su nueva montura es Lorenzo, que ha tenido un estreno horrible con la Honda, decimotercero, en un fin de semana complicado para él por las dos caídas sufridas el sábado y por no acertar aún con la apuesta a punto de su moto

Volviendo al duelo de cabeza, la lectura es idéntica a la de hace un año. Has ganado Dovizioso y Ducati, pero Márquez y Honda no han perdido. Casi ganan en un circuito en el que históricamente sufren, marcando además un nuevo récord de velocidad punta a 352 por hora, así que, pese a empezar cinco puntos por detrás de Andrea en la general, Marc vuelve a ser claramente el hombre a batir

Ampliar