La fabricante aeronáutica Boeing volvía a perder valor bursátil (-5,33 %) por segundo día consecutivo después del accidente aéreo ocurrido este domingo en Etiopía con uno de sus aviones, el 737 MAX 8, al que han reaccionado suspendiendo su uso países y aerolíneas de todo el mundo.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Aproximadamente hora y media después de la apertura de la sesión en Wall Street, a las 11 hora local (15 GMT) los títulos de la firma retrocedían ya un 5,33 %, al nivel de la jornada anterior, lo que representaba una pérdida de 12.000 millones de dólares de capitalización

A esto se suma lo perdido ayer, puesto que Boeing se dejó este lunes en Wall Street casi 13.000 millones de capitalización bursátil (-5,33 %)

Más de media docena de países y numerosas compañías aéreas de todo el mundo han decidido suspender temporalmente los vuelos del Boeing 737 MAX 8 tras el accidente de este domingo, el segundo en medio año con esa aeronave, tras el de octubre de 2018 en Indonesia

Han tomado esa decisión las autoridades de Reino Unido, Australia y Singapur se han unido hoy a China, Indonesia y Mongolia, mientras que también han decidido no volar con ese modelo la noruega Norwegian, Aerolíneas Argentinas, Aeroméxico, la brasileña Gol, la india Jet Airways o la propia Ethiopian Airlines

Por su parte, Boeing indicó este martes que actualizará el software de control del vuelo de sus aeronaves 737 MAX para “hacerlas aún más seguras” antes del mes de abril, la fecha límite que la autoridad de aviación de Estados Unidos (FAA, en ingles) ha previsto para imponer su aplicación mediante una normativa

La firma estadounidense con sede en Chicago (Illinois) comenzó a desarrollar una mejora del software junto a la FAA tras el accidente de Lion Air en Indonesia en octubre de 2018, que aplicará en su flota “en las próximas semanas” y la autoridad impondrá antes de abril, según informó en un comunicado

Pese a que la FAA ha dicho que tomará medidas si identifica problemas con ese avión y no ha ordenado suspensiones en el país, este martes sí se pronunció sobre el asunto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que fue muy crítico con Boeing

A través de Twitter, el mandatario dijo que los aviones “se están volviendo demasiado complicados” de manejar y “no se necesitan ya pilotos, sino más bien científicos informáticos del MIT”, en referencia al prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), algo que ve “todo el tiempo, en muchos productos”

“Siempre se busca ir un innecesario paso por delante, cuando a menudo antiguo y simple es mucho mejor.

Se necesita tomar decisiones en un milisegundo, y la complejidad crea peligro”, continuó Trump, que no quiere a “Albert Einstein” como piloto sino a “profesionales a los que se permita controlar un avión fácil y rápido”

En Wall Street retrocedían a esta hora también otros componentes del sector de la aviación, como las aerolíneas American Airlines (-2,18 %), Southwest Airlines (-2,20 %) o United Continental (-2,42 %)

EFE/ FR