El Ejército ruso ha presentado este miércoles un nuevo misil nuclear de crucero que, según denuncia Estados Unidos, viola el pacto firmado hace tres décadas por ambas superpotencias para limitar la carrera armamentística.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Rusia defiende lo contrario, y ha desvelado nuevos detalles del proyectil para evitar que el Gobierno que preside Donald Trump cumpla su amenaza de abandonar el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, que prohíbe desarrollar misiles lanzados desde tierra con un alcance de 310 a 3.420 millas

El misil 9M729, de tipo Iskander-M, tiene un alcance máximo de 300 millas, según explicó el teniente general Mikhail Matveevsky, responsable de artillería del Ejército ruso, en una reunión con militares de otros países. Se distingue de sus predecesores porque tiene una ojiva nuclear más potente y un sistema teledirigido más preciso, afirmó durante la exhibición realizada en Moscú

Estados Unidos denuncia que el proyectil es de mayor tamaño que los anteriores, supuestamente porque su tanque de combustible es mayor para incrementar su alcance. Rusia indica sin embargo que tanto el tanque como la turbina y el propulsor son los mismos, y en realidad su alcance es seis millas menor a los anteriores porque su ojiva y su sistema de guía son más pesados

La plataforma de lanzamiento es mayor, añadió, porque puede lanzar cuatro misiles en vez de dos. Así, concluyó Matveevsky, se muestra su “total transparencia y cumplimiento de las condiciones del tratado” firmado en 1987

Rusia admitió por primera vez la existencia del misil el pasado mes de noviembre; afirmó que había probado dos veces el proyectil, pero negó la denuncia realizada días antes por Estados Unidos de que violaba las normas internacionales.  

El viceministro de Relaciones Exteriores, Serguei Ryabkov, denunció hoy que Estados Unidos no ha presentado pruebas que demuestren que el alcance del misil es superior y por tanto viola el tratado internacional

MÁS INFORMACIÓN