San Francisco. Mejor ni vean: se aproxima una tormenta en el sector tecnológico.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Los consumidores chinos decidieron gastar menos y así redujeron las ganancias de Apple para el trimestre más reciente en $9.000 millones. China también fue el culpable de que Nvidia ajustara los pronósticos de sus ganancias un 20% por debajo de las expectativas, aunque el fabricante de chips para tarjetas gráficas también hizo notar la influencia de la baja demanda para la minería de bitcoines y los centros de datos en la nube

Intel, el gran fabricante de chips, destacó una serie de inquietudes “comerciales y macroeconómicas” que se intensificaron debido a que los resultados financieros de enero no cumplieron las expectativas. Por su parte Samsung, otra potencia en el sector de semiconductores, dijo que las ventas bajaron un 10% en el cuarto trimestre debido a la baja demanda de sus chips de memoria para centros de datos y teléfonos celulares

China, los teléfonos celulares, bitcóin y la computación en la nube han sido algunos de los principales impulsores del prolongado auge tecnológico, que a su vez ha potenciado la economía global desde hace una década. El ingrediente común de todos estos sectores son los chips informáticos, que forman el cerebro de los dispositivos y gracias a su ubicuidad dan señales tempranas de cualquier cambio en la oferta y la demanda

Desde hace algunas semanas, los grandes proveedores de chips, entre ellos Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., Micron Technology y Western Digital, han advertido acerca de una ralentización en las ventas este año. Se trata de un giro abrupto, tras los excelentes resultados registrados en 2018 para el negocio que le dio nombre a Silicon Valley

Viraje El año pasado, los fabricantes realizaron embarques por la impresionante cantidad de un billón de chips y otros dispositivos semiconductores, un 10 % más que el año anterior, según cálculos de IC Insights. En contraste, 2019 va tomando un rumbo muy distinto, pues muchas fuentes importantes para la demanda de chips parecen moderarse

La idea de que una caída en el mercado de los chips podría ocasionar una desaceleración general hace pensar en el año 2000, cuando el sector tecnológico parecía tener un futuro ilimitado, pero de un día para otro se topó con la crisis de la burbuja puntocom

En ese momento, los inversionistas no mostraron ninguna misericordia. Intel le hizo un ajuste aparentemente moderado a su pronóstico de ingresos para el tercer trimestre de 2000, que calculó entre un tres y un cinco % en vez de entre un siete y un 9%. El valor de la empresa bajó de inmediato casi un 30% en solo unos días

Este año, aunque se dio un ajuste similar a la baja, en general los inversionistas se encogieron de hombros. Intel perdió alrededor de un 5% de su valor en una semana

Si bien reconoció las similitudes con lo acontecido en el año 2000, Gene Munster, director de investigación de la empresa de inversión en primeras fases Loup Ventures, dijo: “Creo que es diferente esta vez”

En ese entonces, algunos de los mejores clientes de las empresas establecidas del sector de chips eran empresas emergentes, las cuales tenían más sueños que ingresos. Conforme fueron desapareciendo estas empresas, pusieron en peligro a las fabricantes de chips. Esa tormenta duró varios años

“Ahora se trata de empresas reales, con clientes reales”, explicó Munster. “Así que hay una mayor disposición para ignorar algunos meses de titubeos”

Incluso si los problemas no se prolongan, nos recuerdan que la demanda no es eterna. Al parecer, es lo que sucedió en el caso de los teléfonos celulares, que emplean muchas variedades de chips para correr su software, procesar datos y conectarse a las redes celulares

Apple, por ejemplo, no solo presentó en octubre un pronóstico moderado para la temporada decembrina, sino que a principios del mes pasado anunció la primera revisión a la baja de sus previsiones económicas en dieciséis años. La fabricante del iPhone enfrenta una fuerte competencia, además de tener que lidiar con la caída de la demanda en China. El total de los embarques de teléfonos celulares cayó un 15% en ese país durante el cuarto trimestre, según la empresa de investigación Canalys

Michael Wolf, quien realiza para su empresa consultora Activate una encuesta anual entre los consumidores acerca de su uso de tecnología y medios, comentó que la gente parece estar cambiando a modelos de teléfonos de menor precio y planes de servicio más baratos. Sin embargo, subrayó que la demanda parece ser fuerte para los servicios digitales de suscripción como Netflix, los videojuegos, la publicidad en línea y las ventas entre empresas para compañías como Microsoft

“Nuestra investigación no revela ningún tipo de malestar generalizado entre los consumidores”, aseveró Wolf

Nubarrones Quienes han observado a la industria tecnológica desde hace tiempo comenzaron a detectar señales de alarma a finales de la primavera pasada en el mercado de los chips de memoria, un componente esencial de las computadoras que en las décadas pasadas causó tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus rivales de Japón y Corea del Sur. Los fabricantes de una categoría clave llamada memoria dinámica de acceso aleatorio, o DRAM (por su sigla en inglés), han sufrido periodos de escasez del producto y exceso de oferta que produjeron fluctuaciones en los precios y anunciaron fortunas cambiantes para la industria en su conjunto

Durante la crisis puntocom de 2001, las ganancias derivadas de las DRAM se desplomaron un 63 %; las ganancias totales por concepto de semiconductores bajaron un 31%, según datos de Gartner

No obstante, las condiciones cambiaron drásticamente con el paso de los años debido a que los fabricantes comenzaron a abandonar el sector ante la falta de ganancias, por lo que solo quedaron tres fabricantes importantes de DRAM: Samsung, Hynix y Micron. Han tardado en estimular la producción, por lo que han podido mantener precios altos. También les benefició que las memorias comenzaran a tener más importancia para los teléfonos celulares, el hardware de los centros de datos y otros productos además de las computadoras personales que en alguna época generaron la mayoría de las ventas

“En la actualidad, los mercados tienen una estructura diferente”, dijo Sanjay Mehrotra, director ejecutivo de Micron, en una entrevista reciente

De cualquier forma, los ciclos de mercado no han desaparecido por completo. Los precios de las DRAM alcanzaron su tope en junio pasado y comenzaron a bajar, por lo que Micron y Samsung revisaron a la baja sus previsiones hace poco. La empresa DRAMeXchange con oficinas en Taiwán, que se dedica a darle seguimiento al mercado, predice que los precios de las DRAM bajarán todavía un 20 % más en el primer trimestre

Los chips de memoria “se comportan del mismo modo que las cebollas, el acero o cualquier otra materia prima”, afirmó Jim Handy, investigador de mercado en Objective Analysis. “Si hay sobreoferta, los precios bajan”

Con todo y esta agitación, tanto los ejecutivos como los analistas de la industria señalan que las condiciones comerciales son mucho más sanas que durante las caídas anteriores en el mercado de los semiconductores. Una de las razones es que, tras una serie de fusiones, hay menos competencia de precios. Se espera que empresas como Micron, que perdieron dinero en los ciclos anteriores, mantengan sin problemas sus rendimientos incluso si bajan las ventas

Más allá, se vislumbra un glorioso futuro

“La tormenta tendrá que pasar en algún momento, y entonces estas empresas —Nvidia, Apple, Samsung— estarán en una posición ideal para arrancar la siguiente curva de crecimiento tecnológico, tanto en inteligencia artificial como en servicios de salud, vehículos autónomos y 5G”, comentó el analista de Loup, Munster. “La curva es muy emocionante, pues será jugosa y traerá grandes oportunidades”