La oposición venezolana presentó en asambleas populares este sábado la Ley de Amnistía y Garantías Constitucionales para militares y civiles propuesta por la Asamblea Nacional (AN) para lograr un gobierno de transición y elecciones libres.

Alejandro Montenegro Banco Activo

La concentración principal se realizó en la plaza Alfredo Sadel, al este de la capital venezolana, y contó con la presencia de la sociedad civil, familiares de presos políticos, diputados y del propio presidente encargado, Juan Guaidó

De acuerdo con un folleto informativo difundido por la Asamblea Nacional, esta Ley de Amnistía consiste en la eliminación de la responsabilidad civil, penal, administrativa, disciplinaria y tributaria de las investigaciones, procedimientos, penas o sanciones que se han producido desde enero de 1999

Su principal objetivo es el de propiciar la transición política a través de elecciones libres y transparentes.

​Una de las parlamentarias que ha impulsado este instrumento legal, Delsa Solórzano, del movimiento Encuentro Ciudadano, explicó que esta Ley de Amnistía es el mecanismo que utiliza la AN según lo estipulado en el artículo 187 de la Constitución venezolana

Detalló que se le puede otorgar amnistía a hechos ya ocurridos imputados a personas, y en este caso serán para los perseguidos por el gobierno venezolano reconocidos por la Asamblea Nacional, junto a las organizaciones de derechos humanos y sociedad civil

Agregó que los diputados al no ser jueces, “no podemos emitir una sentencia de deliberación” para así liberar a los presos o perseguidos políticos y procurar el regreso de los exilados políticos, los cuales aseguró no han cometido ningún delito

La otra parte de la ley sería el otorgamiento de las garantías estipuladas en la Constitución venezolana, como el debido proceso y el derecho a la defensa, a los funcionarios civiles o militares que contribuyan a la restitución del orden constitucional del país, “actuando con base en los artículos 333 y 350”

La diputada Delsa Solorzano durante la Asamblea Popular en la plaza Alfredo Sadel, al este de Caracas. Foto: Álvaro AlgarraVOA Aseguró que este proyecto de Ley es claro al estipular que no podrán ser beneficiarios aquellas personas acusadas de cometer delitos contra los derechos humanos o de lesa humanidad, pues según la propia Constitución venezolana, en su artículo 29, señala que son imprescriptibles y no son sujetos a indultos o amnistías.

Al tomar preguntas de las personas presentes, se insistió en aquellos funcionarios civiles y militares que podrían utilizar esta ley como escudo para no responder ante la justicia por los delitos cometidos. Ante ese temor, la diputada fue enfática al asegurar que: “No hay ninguna posibilidad de que se cuele ningún asesino, ningún matón, ni ningún violador de derechos humanos”

Este ley ya fue aprobada en primera discusión por la Asamblea Nacional. Ahora estaría en Consulta Pública, como en esta Asamblea Popular, para hacer las correcciones necesarias y luego pasar a segunda discusión en el Parlamento.

Solorzano expuso que la Asamblea está trabajando en otra leyes, como la Ley del Instituto de la Transición

La también diputada e impulsora de esta Ley, Adriana Pichardo, afirmó que el instrumento legal es un llamado a funcionarios civiles y militares “para que se pongan del lado correcto y se restablezca el orden constitucional”.