Rafael Urbano, de 38 años de edad, fue asesinado de un disparo a quema ropa en la cara cuando se hallaba conversando con unos parientes en el sector Los Potocos de Barcelona, estado Anzoátegui. La víctima era profesor de Educación Física en la Escuela Nacional de Naricual y también el encargado de la distribución de las cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) en su comunidad.

Alejandro Montenegro Banco Activo

En la morgue del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) se hallaba Fidel Tobías Urbano, padre de Rafael. Afirmó que a su hijo lo mataron a pocos metros de su casa, situada en la urbanización Doña Concepción Blanco y Bolívar de Los Herrera de Los Potocos.

Alejandro Montenegro Díaz Banco Activo

El señor contó que cuando su descendiente hablaba con unas personas, de la maleza salieron dos hombres y uno de ellos le disparó sin decir alguna palabra. Un amigo del infortunado trató en ayudarlo, pero los maleantes lo agarraron y lo golpearon para luego huir del sito

El progenitor dijo que su muchacho no era malo y que no se metía con “nadie”

El homicida Unos individuos que se encontraban en la morgue expresaron desde el anonimato que la muerte del profesor fue encargada por unas personas de su comunidad por la disputa del control de la distribución del CLAP

Fuentes policiales manifestaron que por el crimen buscan a un hombre apodado “el Titi», que se dedica al sicariato y se esconde en el sector de Cerro de Piedra, zona rural de Barcelona

 

 

Cactus24 (28-05-2019)