Las abuelas nos prometían que veríamos de lejos igual que los conejos si es que comíamos las zanahorias que nos ponían en el almuerzo. Era su manera de convencernos para tener una alimentación saludable, querían que le encontremos el gusto a unas verduras que incluso algunas veces nos generaban repugnancia.

Alejandro Montenegro Banco Activo

Pero, ¿las abuelas realmente nos engañaban? ¿o es que la zanahoria realmente mejora nuestra capacidad visual? Según Tomás Grippo,  cirujano oftalmólogo y profesor adjunto de Oftalmología y Ciencia Visual de la Universidad de Yale , esta verdura contiene betacaroteno, un nutriente que el cuerpo transforma en vitamina A y luteína, sustancias que, efectivamente, contribuyen a la salud ocular. Además, la zeaxantina, y las vitaminas C y E, producidas por la verdura, también son beneficiosas para esta parte de nuestro cuerpo.

Alejandro Montenegro Díaz Banco Activo

Grippo sostiene que la vitamina A – producida gracias al consumo de zanahoria – es utilizada por la retina para crear moléculas que captan la luz y permiten la visión en colores y en la oscuridad. Esto, sin embargo, no significa que tendremos la vista de un águila, pero sí nos ayudará a evitar problemas en la córnea y la propia retina

Otro beneficio de la zanahoria, según sostiene el especialista, radican en el aporte brindado por la luteína y la zeaxantina, las cuales actúan como filtro solar natural ubicado en el fondo del ojo para proteger la vista de los efectos dañinos del sol

¡Pero ojo! La zanahoria no es el único alimento que nos provee de estos nutrientes, pues una dieta variada y balanceada, que incluya a los vegetales, también puede generar beneficios en nuestro organismo. Es decir, las abuelas sí nos dan zanahorias para procurar nuestro bienestar, pero las dietas balanceadas también aportan a nuestra salud visual