Caracas.- La representante de Nicolás Maduro ante la Organización de Estados Americanos hizo una nueva patalea durante la sesión en la que se aprobó la resolución que nombra a Gustavo Tarre Briceño como representante permanente, designado por Asamblea Nacional, hasta que “se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un gobierno democráticamente electo” en Venezuela. “El intento de aprobar con mayoría simple la expulsión de nuestra delegación será recordado como un acto violento, ilegal y absurdo, pues aceptarán a un enviado de una autoridad que la OEA no reconoce, que no existe, porque legalmente es imposible que exista. El único modo de que yo me pare de esta silla sin violar la ley internacional, sin arbitrariedades, es que tenga una resolución aprobada por la Asamblea General de la OEA“, manifestó la representante de Maduro. Expresó también que el organismo seguirá existiendo “como un fantasma” que no pudo cumplir con sus objetivos y que el reconocimiento de Tarre Briceño le conforma al Gobierno de Nicolás Maduro que sus adversarios en el bloque “nunca tuvieron los votos necesarios para trabajar con la voluntad mayoritaria” de la región. “Con todas sus medidas coercitivas, amenazas e insultos no pudieron oponerse y se vieron obligados a atropellar a toda la organización. Convirtieron a la OEA en un cascarón vacío, así probaron que nuestra decisión de renunciar fue la correcta, ¡nos vamos y nunca vamos a regresar!”, afirmó.

Rocio Higuera