La venezolana Virginia Rojas Collado, de 24 años, quien desapareció el pasado domingo, fue encontraba muerta en la capital dominicana, informaron este jueves fuentes policiales, y se convierte en la segunda mujer de esa nacionalidad que muere de forma violenta este año en el país. La mujer fue encontrada muerta el miércoles con varias heridas de arma blanca en el apartamento donde residía en Santo Domingo, después de que familiares y amigos denunciaran su desaparición desde el domingo tras acudir a una plaza comercial de la capital dominicana. Rojas Collado, de acuerdo con declaraciones realizadas a los medios por allegados, se había trasladado a la República Dominicana en busca de oportunidades a causa de la grave crisis política y económica que vive su país. Su cadáver fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forense (Inacif), mientras que el Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional abrió una investigación sobre el caso y ha interrogado a varias personas, informó la Policía. El pasado 3 de enero, las autoridades policiales encontraron estrangulada en un río de San Pedro de Macorís (este) a la también venezolana Keila Pernia Álvarez, de 28 años, cinco días después de que fuera reportada como desaparecida, sin que hasta el momento se haya esclarecido su homicidio. República Dominicana experimenta desde hace unos años una inusual llegada de venezolanos, que huyen debido a la precaria condición económica del país suramericano, cuyos ciudadanos no requieren de un visado para ingresar a la nación caribeña. Los venezolanos en territorio dominicano pasaron de 3.434 en 2012 a 25.872 en 2017, de acuerdo con cifras oficiales, pero datos de representantes de la mesa coordinadora de la diáspora venezolana en el país calculan que ya suman 30.000, la mayoría con estatus migratorio irregular. Fuente: EFE