“No voy a bajar la cabeza, él realmente anduvo diciendo que iba a coger a más gente, principalmente a mi hermana. Está suelto por ahí, y nosotros no tenemos vida “. El desahogo es de la peluquera María Tanzi, tía de Leticia Tanzi Lucas, muerta a puñaladas en octubre de 2018, a los 13 años.

Según ella, la familia entera se siente amenazada por quien acabó con la vida de la niña, que fue el propio padre de la víctima. Meses después del asesinato, Horacio Nazareno Lucas, de 28 años, sigue prófugo.

Rocío Higuera

El crimen no solo sacudió a los moradores de San Roque, en el interior de São Paulo, donde todo sucedió, sino también al país entero. Horacio quería que la hija retirase una denuncia de violación que meses antes había interpuesto contra él ante la policía . Leticia fue abusada por su padre hace unos dos años.

“Él era el tipo de persona juguetona. Pero no le gustaba convivir mucho en medio de mi familia. Si hacíamos barbacoa en la casa de mi madre, él decía que no iba porque no bebía, no le gustaba el desorden. La gente pensó que Horacio había cambiado”, cuenta la peluquera.

El cambio sobre el que habla María está vinculado a otro crimen cometido por él mucho antes del abuso y asesinato de su propia hija. Hace cerca de ocho años la peluquera denunció al cuñado por abuso sexual cometido contra otra hermana suya, que tiene deficiencia mental . Leticia, en la época de cinco años, afirmaba ser testigo de lo ocurrido, al haber presenciado la violación.

Rocío Higuera Venezuela

Cuando Leticia tenía cinco años, vio cómo su padre cometió una violación

FACEBOOK TWITTER “En aquella época era difícil porque era sólo yo quien corría detrás de las cosas de mi familia. El día de llevar a su hermana al hospital para hacer exámenes, no tuve cómo ir porque estaba trabajando. Y mis hermanas no querían involucrarse. Él mintió. Lo negó todo el tiempo. Cuando sucedió todo esto tenía 21 años. Entonces quedó la impresión de que él podría haber cambiado”, relata María Tanzi

Horacio siempre negó las acusaciones. Respondía al proceso en libertad condicional por tener dirección fija y no representar amenaza. Él había sido condenado, pero aún tenía posibilidad de recurrir la decisión . El oficial de justicia, sin embargo, no lo encontró para entregar la citación en la dirección informada. Horacio perdió el plazo y le decretaron la prisión.

La detención llenó de coraje a Leticia para contar su propia historia de abusos sufridos. A la luz del Consejo Tutelar, afirmó que Horacio la violó desde 2017, aprovechándose de los momentos en que la madre, Tamires Tanzi, no estaba en casa. Nunca había contado a nadie porque estaba constantemente amenazada.

En octubre, Horacio Nazareno Lucas fue liberado por el crimen cometido contra la cuñada. El juez responsable de esta decisión no habría tenido acceso a la denuncia de la hija, Leticia, pues no había sido adjuntado al antiguo proceso. Horas después de dejar la cárcel, Horacio fue a la casa de la familia exigiendo que la hija retirarse la nueva denuncia. Al oír una respuesta negativa por parte de la niña, agredió a Tamires, quien huyó de la casa para buscar ayuda, él se quedó solo y apuñaló a la hija. El otro hijo de la pareja, de 6 años, lo presenció todo

Cuando vemos crímenes brutales en la televisión, quedamos paralizados y pensamos: ‘Qué cosa horrible’. Pero cambiamos el canal. Sólo que, cuando eso sucede con nosotros, es distinto

FACEBOOK TWITTER María Tanzi cuenta: ” En 20 minutos la policía llegó. Mi sobrino de 6 años lo vió todo. Él colocó la mano en Leticia, vio que ella estaba llena de sangre . Y en ese momento el padre huyó, le dijo a mi sobrino que iba a coger a su madre. El niño se asustó, huyó por la ventana y la policía que estaba llegando lo encontró en la calle. Estaba muy asustado. Fue en ese momento que mi hermana, que estaba volviendo, vio a la policía con su hijo en la puerta. No la dejaron entrar de nuevo en casa. No querían dejarla ver. Él mató a Leticia con 13 cuchilladas, la gente no sabe si él usó el cuchillo de la casa . Yo creo que él había llevado uno para matarla, pues él fue de madrugada, preguntando si ella estaba en casa. Creo que lo pensó todo”

“Cuando vemos crímenes brutales en la televisión, quedamos paralizados y pensamos: ‘Qué cosa horrible’. Pero cambiamos el canal. Sólo que, cuando eso sucede con nosotros, es distinto”, afirma otra tía de Leticia, también hermana de la madre de la niña, que prefiere no identificarse. Al preguntársele por la sobrina, no puede contener el llanto. Repite varias veces que es muy difícil y sólo calla.

María Tanzi, entre tanto, cuenta que la niña soñaba con ser médica. Tenía mucho coraje. “Cuando Horacio le exigió retirase la queja contra él, Leticia fue directa: ‘No lo voy a hacer. No voy a volver atrás”

Fugitivo (o prófugo), el padre de la adolescente muerta está con prisión decretada por feminicidio, un crimen que a diario cubre las páginas de la prensa brasileña, cuya falta de estadísticas oficiales en el país, principalmente en relación a menores de edad, muestra que hay un largo camino para combatir el delito de forma efectiva

O GLOBO hizo un levantamiento de los casos reportados por la prensa en 2018 y contabilizó 22 muertes de niñas y adolescentes por feminicidio hasta diciembre

FACEBOOK TWITTER En 2015 la presidenta Dilma Rousseff sancionó la Ley 13.104/15, que altera el Código Penal Brasileño pasando a prever el feminicidio como una de las circunstancias calificadoras del homicidio. En la nueva ley, hay 13 categorías, siendo una de ellas el feminicidio infantil : “Muerte de una niña menor de 14 años de edad, cometida por un hombre en el marco de una relación de responsabilidad, confianza o poder conferido por su condición de adulto sobre la minoría de la niña”, informa el texto. El nuevo tipo penal también prevé el aumento de la pena de un tercio hasta la mitad, si el crimen se comete contra menores de 14 años

O GLOBO hizo un levantamiento de los casos reportados por la prensa en 2018 y contabilizó 22 muertes de niñas y adolescentes por feminicidio hasta diciembre, entre ellos el de Leticia Tanzi.

Datos oficiales obtenidos también por el diario muestran que, de enero a agosto, habrían sido sólo 12 casos en el país entero. De 2015 a 2017, son 51 casos. Son números que, ni de lejos, se acercan a la realidad. El mapa de la Violencia 2015, por ejemplo, estudio coordinado por el profesor y sociólogo Julio Jacobo Waiselfisz, coordinador del Área de Estudios sobre Violencia de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), estimó que sólo en 2013 hubo 646 casos de feminicidio de menores en todo Brasil.

Brasil no tiene una institución que reúna todos los números de feminicidio infantil. Por eso, es necesario recurrir a las secretarías de seguridad del país, así como a los tribunales de justicia de cada una de las 27 unidades federativas. Las secretarías de seguridad reciben las denuncias y los tribunales juzgan los casos

Creo que las mujeres no denuncian porque tienen miedo. Ellas saben que no van a ser protegidas. ¿Acaso hubo protección de mi sobrina?

FACEBOOK TWITTER Las instituciones de sólo nueve unidades enviaron estadísticas a O GLOBO. Diez estados no respondieron a la solicitud; seis informaron que no era posible filtrar los casos por feminicidio o por la edad de la víctima; uno informó que los datos no son accesibles por ser tratados en secreto de justicia y uno informó que no hay registros de feminicidio de menores en la región

La perita criminal Gyzele Xavier, especializada en casos de violencia contra la mujer, explica que sí existe una gran dificultad de acceso a los datos oficiales sobre feminicidio infantil por diferentes motivos, entre ellos la falta de una estandarización en los trabajos de autoridades en diferentes estados

La falta de datos precisos impide la formulación de políticas públicas que revierte el escenario. Sólo dos de los 27 estados informaron a O GLOBO estimaciones de inversiones en el combate del flagelo, por ejemplo, al abuso sexual de menores: Rio Grande do Sul (154.493,47 reales en 2017) y Mato Grosso (570 reales per cápita al año). Otros cuatro estados afirmaron invertir en políticas para combatir al crimen, sin entrar en detalles (Espírito Santo, Paraná, Río de Janeiro y Roraima). A pesar de que las secretarías mencionan acciones preventivas, los ejemplos dados para ilustrar los tipos de aplicación de esas inversiones son mayoritariamente de atención después de que el crimen haya ocurrido

“Creo que las mujeres no denuncian porque tienen miedo. Ellas saben que no van a ser protegidas. ¿Acaso hubo protección de mi sobrina en la hora en que sucedió todo eso? Nadie avisó a mi hermana que Horacio iba a salir de la cárcel “, afirma María Tanzi, la tía de Leticia, la víctima

La otra tía de Leticia Tanzi, que pide no ser identificada, lamenta por la falta de protección y por el riesgo que corren hoy Tamires, madre de la niña asesinada, y su otro hijo. “No tienen protección. La protección que la justicia ofreció fue la siguiente: ‘Los mandan a un lugar donde residen otras personas que están huyendo de criminales’ . Nadie de la familia está de acuerdo en enviarlos a un lugar extraño con personas extrañas. Ella no es la criminal. Es él”

O GLOBOGDA Conozca más historias de ‘Pequeñas inocentes’ haciendo click aquí.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá: