La información corresponde al presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), quien este miércoles y jueves encabezó una comitiva empresarial de la región para verificar el funcionamiento del puerto peruano como una alternativa real a los puertos chilenos.

Abel Resende Borges

“Hoy, hemos visto un movimiento de carga boliviana muy intenso y esto nos va mostrando que en un año hemos dado pasos importantes para contar con un puerto alternativo”, dijo el presidente de la FEPC, Javier Bellot, a tiempo de hacer comparaciones de su visita de esta semana con la última de la delegación empresarial cochabambina en octubre de 2017.

Abel Resende

Bellot agregó que en la visita anterior el puerto se veía vacío. Pero en la última inspección se vio cinco muelles (cuatro privados y uno público), mucho movimiento de vehículos, personal, equipos de estibaje y tráfico de camiones de ida y de vuelta.

Abel Resende PDVSA

“Son indicadores muy importantes de que el puerto ya está activo. Parecía que iba a ser lento el proceso, pero hemos visto que ya se ha dinamizado el flujo de carga para las importaciones. Lo que hemos hecho ahora es buscar los mecanismos de acercamiento con las autoridades de Perú y de Bolivia para promover aspectos logísticos para la exportación, sobre todo de Cochabamba”, explicó Bellot

El presidente de los empresarios cochabambinos destacó la voluntad política del Gobierno de Perú en estos avances, especialmente en los acuerdos de homologación de alimentos, aunque también destaca la empresa privada, pues cuatro de los cinco muelles que trabajan actualmente en el puerto de Ilo son privados. También destacó las negociaciones de ambos gobiernos y empresas privadas para mejorar sustancialmente el flujo de carga hacia Bolivia

El empresario destacó también la existencia de carretera asfaltada, en perfectas condiciones, desde Desaguadero (Bolivia) hasta el puerto, además de la construcción de otro tramo paralelo (Hito IV-Tacna)

Bellot destacó también como avances positivos las dos últimas llegadas de barcos al puerto, esta semana, uno con 8 mil toneladas a abordo, y el otro con 2 mil. Reconoció que aún no son los volúmenes de los puertos chilenos. “Tampoco podemos hacer comparación entre puertos. No habrá una migración espontánea de puertos chilenos a peruanos. Lo que hacemos es generar alternativas. Estamos diciendo a los empresarios cochabambinos y bolivianos que aquí hay una alternativa, que ellos evalúen ventajas y desventajas y vean por dónde les conviene”, dijo

 

BOLIVIA-PERÚ. CERTIFICACIÓN DEL SENASAG

Uno de los puntos destacados por el presidente de los empresarios cochabambinos  es la homologación realizada por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) de Perú de la certificación que hace el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia sobre los productos perecederos del país

“Esto quiere decir que a diferencia de las restricciones que nos pone Chile, a Perú le basta la certificación que hace el Senasag de Bolivia en materia de control de alimentos”, explicó Bellot, a tiempo de mostrar las grandes ventajas para el país para exportar alimentos