A pesar de existir avances en la lucha de las mujeres, las brechas salariales siguen siendo una realidad. Hablemos de 5 datos sobre el trabajo de las mujeres paraguayas.

Hoy se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, en recordación a 129 mujeres que murieron en el incendio de una fábrica en 1908 en Nueva York, Estados Unidos. Si bien a lo largo de los años hubo avances para las mujeres mediante sus luchas, más de cien años después, las mujeres todavía luchan por igualdad en el salario y mejores condiciones de trabajo en el mundo y Paraguay no es la excepción.

Abel Resende

En esta ocasión, el Observatorio de Igualdad y No Discriminación del Centro de Documentación y Estudios (CDE) en su componente “Observa Autonomía Económica” coloca diferentes datos sobre el trabajo de las mujeres en Paraguay: publicaciones, libros, artículos, leyes, etc

Por una parte, es importante mencionar que más campesinas se incorporaron al mundo del trabajo remunerado en el último cuatrimestre del 2018

Por área de residencia, el porcentaje de la población ocupada respecto a la población de 15 y más años de edad, ha experimentado un incremento de 2,0 puntos porcentuales en el área rural, pasando de 67,2 % a 69,2 %, mientras que en el área urbana se mantuvo constante con 67,2 % (EPH 2018). Este dato nos permite colocar la invisibilidad del trabajo de las mujeres campesinas con la tierra y en el hogar. Las mujeres campesinas organizadas denuncian hace tiempo que no se valora el trabajo de cultivar la tierra y producir alimentos de consumo. Incorporarse al trabajo asalariado o al rubro del comercio no asegura mejores condiciones de vida y generalmente está ligado al desarraigo, la migración y la pérdida de territorios

Las que trabajaban se quedaron sin empleo La tasa de desocupación femenina aumentó de 5,9 % a 6,8 %, en el cuarto trimestre del 2018 respecto al cuarto trimestre del 2017

-Tasa de desocupación general: 5,6 %

-Tasa de desocupación masculina: 4,8 %

-Tasa de desocupación femenina: 6,8 %

Tasas de ocupación a nivel país -Tasa de ocupación masculina 81,0 %

-Tasa de ocupación femenina 54,9 %

-Brecha: 26,1 %

En tanto que en el área rural se da de la siguiente manera:

-Tasa de ocupación masculina 84,8 %

-Tasa de ocupación femenina 52,4 %

-Brecha: 32,4 %

Estos datos muestran la tasa de ocupación, es decir lo que refiere al trabajo remunerado. Sin embargo, la Encuesta sobre el Uso del Tiempo (EUT 2016) que recoge datos sobre el trabajo no remunerado (actividades domésticas y de cuidados de otros miembros de la familia) muestra que las mujeres dedican 28,7 horas a tareas no remuneradas, lo que implica aproximadamente 4 horas por día, presentando más del doble de horas que los hombres, que dedican 12,9 horas semanales en promedio

Ganan menos Una triste realidad pero que no se trata de un dato nuevo es que en el 2018 se volvieron a confirmar las brechas salariales. Las mujeres ganan menos y dónde se ve la mayor diferencia es en el empleo de Trabajador Independiente, donde la diferencia es del 43 %

Las brechas salariales y de ingresos siguen existiendo entre el hombre y la mujer. En el sector público, el ingreso promedio de hombres es de 4.725,3 frente al ingreso promedio de mujeres que es 3.641,5 lo que equivale a que las mujeres ganan 23 % menos

En tanto que en el sector privado, el ingreso promedio de hombres es de 2.432,9 con relación al ingreso promedio de mujeres que es 2.314,6 lo que representa 5 % menos para las mujeres

Teniendo en cuenta el trabajador independiente, el ingreso promedio de hombres es de 2.655,1 en comparación con el ingreso promedio de mujeres que es de 1.522,4 y en este sector la brecha es mayor ya que se habla del 43 % menos para las mujeres

Por su parte, en el área de trabajo doméstico, el ingreso promedio de hombre es de 1.642,6 en comparación al ingreso promedio mujeres que es de 1.292,1 y esto representa que las mujeres ganan 22% menos

Aumento en el empleo doméstico El empleo doméstico es uno de los tres sectores que más mujeres emplea en el Paraguay, aparte del trabajo asalariado en empresas y el empleo independiente. En 2015, se promulgó la ley 5407/15 Del Empleo Doméstico que en su artículo 10 señala que el salario mínimo para este sector es el 60% del mínimo para cualquier otro trabajador/trabajadora. Las trabajadoras domésticas organizadas pelean por la modificación de este artículo desde el 2016. Uno de los argumentos principales utilizados para negar el derecho a la igualdad salarial es que las mujeres “se van a quedar sin trabajo”. Sin embargo, los datos del último cuatrimestre del 2018(EPH 2018) muestran un incremento en el sector de 7,3 en 2017 a 7,5 en 2018 en el mismo periodo

Acerca del CDE Cabe recordar que el Centro de Documentación y Estudios (CDE) es una organización que se dedica a la investigación social desde hace más de 34 años y es integrante de la Articulación Feminista Marcosur (AFM). Lleva adelante cuatro observatorios temáticos reunidos en www.observaigualdad.org con el apoyo del Fondo de Igualdad de Género (FIG) de Onu Mujeres, la Unión Europea, Diakonía y We Effect