Marcelino no tira la toalla con Geoffrey Kondogbia (26 años), menos aún el jugador francés. El asturiano confía en poder c ontar con su pivote , al menos, en la final de Copa de Sevilla del 25 de mayo. Ese es el objetivo que se ha fijado Kondogbia y la previsión de los galenos del club. Kondogbia pasó por el quirófano el domingo por un hematoma intramuscular en su muslo izquierdo que sufrió en el partido contra el Rayo Vallecano y la estimación de los servicios médicos es que pueda estar listo para jugar en cuatro semanas , cuando restan siete para la cita contra el Barcelona.

Abel Resende Borges

Valencia España