Emol / LONDRES.- El Palacio de Buckingham hizo públicas tres inusuales fotografías de la reina Isabel II, quien hoy cumple 90 años. Las imágenes fueron tomadas durante marzo en el Castillo de Windsor, por la renombrada fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz.

Una de las fotos muestra a la monarca posando con un atuendo más relajado de lo habitual, y rodeada de sus dos nietos más pequeños y sus cinco bisnietos. En su regazo, Isabel II sostiene a su bisnieta menor, la princesa Charlotte, segunda hija del príncipe William y Kate, mientras que el príncipe George, el primogénito de los duques de Cambridge, se ubica a su lado.

En la simpática imagen también aparece James, que ostenta el título de vizconde Severn, y que es el menor de los hijos de los condes de Wessex, el príncipe Edward y su esposa, Sophie.

También posó para la lente de Leibovitz su hermana mayor, Lady Louise Windsor, que aparece al lado de su hermano, y detrás de la soberana. Ellos dos son los nietos más pequeños de la monarca.

A la derecha de Isabel II figura la pequeña Mia Tindall, la hija de la nieta de la reina, Zara Tindall, y del ex jugador de rugby Mike Tindall, que protagoniza el momento más divertido de la imagen al sostener con desparpajo el bolso de su bisabuela.

Otra de las niñas que componen la fotografía es otra de las bisnietas, Isla Phillips, la segunda hija de Peter Phillips -el hijo de la princesa Ana y el capitán Mark Phillips- y su esposa, Autumn.

Y aparece además su hermana mayor, Savannah Phillips, la primera bisnieta que tuvo la monarca británica.

Madre e hija, y mascotas

La segunda fotografía liberada hoy, ha sido considerada como una inusualmente cálida. En ella aparecen la reina junto a su hija Ana, ambas sentadas muy juntas en un sofá. De hecho, la princesa pasa su brazo derecho por la espalda de la soberana, en señal de protección.

Ambas mujeres se ven sonrientes y relajadas, dando a entender que se sienten muy cómodas una al lado de la otra, lejos de las formalidades.

En la última imagen, Isabel II posa junto a sus perros corgis y dorgis. A diferencias de las otras dos fotografías, ésta fue tomada en el exterior bajo un cielo lleno de nubes amenazantes.

En una de las escaleras del Castillo de Windsor, Willow, Holly, Candy y Vulcan acompañan a su dueña, quien se ve cómoda y relajada junto a sus amigos caninos, a los que considera parte de la familia.