Tuárez ha anunciado que, de ser destituido, acudiría a la CIDH. Foto: CPCCS El Consejo de Administración Legislativa (CAL) admitió el tercer juicio político contra José Tuárez , presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), y Walter Gómez , vocal del organismo.   En esta ocasión se los acusa de negarse a entregar información a la Asamblea Nacional, y proselitismo.    La Comisión de Fiscalización deberá definir este viernes 26 de julio si unifica este proceso con los otros dos que ya están siendo tramitados.   Gómez, uno de los interpelados, considera esta nueva acción como “una persecución política” y se considera “una víctima de aquello”.   Tanto él como los otros tres consejeros investigados deberán presentarse ante la mesa de fiscalización este lunes 29 de julio.    Por su parte Tuárez ha anunciado que, de ser destituido, acudiría a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.   Hasta el 8 de agosto se deberá definir si hay o no destitución.