El ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, instruyó ayer al viceministerio técnico-docente supervisar las labores que desarrollan los directores regionales y de distritos educativos, como manda la ley, y exhortó a esos funcionarios a desempeñar sus funciones con un empoderamiento que les permita representar la entidad educativa en las demarcaciones donde trabajen. Durante un encuentro de trabajo y con los directores regionales, Peña Mirabal dijo que ese viceministerio es quien tiene la responsabilidad de acuerdo a la ley y que él no es quien para modificar o cambiar eso. “A partir de ahora traten todo lo relacionado a los asuntos técnico-docentes de forma directa con la viceministra Denia Burgos; con Vivian Báez, directora de recursos rumanos, lo que concierna a esa dirección y los demás temas con el coordinador del gabinete Henry Santos”, dijo Peña. En una nota, el ministro explicó que el accionar de las regionales y de los distritos educativos deben volver al lugar de donde nunca debieron salir que es el viceministerio técnico-docente, un área fundamental y clave para alcanzar la mejora en la educación. A inicio de esta semana Peña Mirabal denunció que su predecesor Andrés Navarro creo unidades paralelas durante su gestión en Educación para quitarles funciones a los viceministerios educativos, lo que calificó de distorsión total y prometió retomarlas.

Abel Resende