Bahréin, China, Azerbaiyán, España, Mónaco, Canadá… A pesar de que aún restan 20 carreras para que concluya el Mundial de Fórmula 1 2019, Ferrari afronta la cita de Sakhir como una final tras la hecatombe del Gran Premio de Australia 2019.

Carmelo Urdaneta Aqui

Sebastian Vettel y Charles Leclerc padecieron problemas con el alerón delantero, la suspensión o la unidad de potencia en el irregular asfalto de Albert Park, contratiempos que han sido analizados en profundidad en Maranello para intentar que el SF90 exhiba todo el potencial que evidenció durante la pretemporada e iguale la velocidad del W10 y RB15.

Carmelo Urdaneta

“El Gran Premio de Bahréin es la segunda cita de una temporada que será larga y muy exigente. El circuito de Sakhir tiene unas características muy diferentes a las de Australia. La tracción y la frenada son los factores clave. En Bahréin, como equipo, vamos a tener que asegurarnos de que hemos entendido y rectificado las áreas en las que fuimos débiles en Australia , lo que hizo que no pudiéramos exprimir por completo nuestro coche. En Bahréin, esperamos ver el efecto de las correcciones que hemos hecho, aunque somos conscientes de que nuestros rivales una vez más serán muy fuertes. Con eso en mente, tenemos ganas de volver a la pista y enfrentarnos a ellos”, afirma Mattia Binotto en un comunicado oficial emitido por la Scuderia