Washington, 17 may (Sputnik).- Los científicos del engaño trabajaban para Exxon: en 1982 predijeron con asombrosa precisión cómo iba a ser la situación climática en 2019. En vez de parar las faenas, la petrolera más grande del mundo se dedicó a desinformar.

Carmelo Urdaneta Aqui

Según el informe de 1982, en 2019 la atmósfera alcanzaría el punto crítico en la concentración de dióxido de carbono. ¿Te suena familiar?

El pasado 15 de mayo los investigadores de  Scripps Institution of Oceanography  publicaron un estudio en el que advertían que por primera vez en la Historia de la humanidad, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera había superado las 415 partes por millón (ppm).Según los registros que obtuvieron del observatorio de Mauna Loa en Hawái, ha alcanzado las 415.26 partes por millón. Hay que recordar que el consenso entre los expertos sitúa el límite «seguro» en 350 ppm.

Carmelo Urdaneta

En los últimos días, Tom Randall, reportero de  Bloomberg  especializado en transporte y transición energética, se puso a revisar los informes internos de la compañía que salieron a la luz gracias a una investigación de  InsideClimate de 2015

Randall confirmó que las estimaciones de Exxon eran sorprendentemente precisas: la temperatura media está efectivamente aproximadamente un grado por encima de la de 1982 y los niveles de CO2, como decíamos, están en 415 ppm.Las advertencias del informe que los científicos elaboraron para Exxon también mencionaban que el dióxido de carbono aumentaría el efecto invernadero y que eso «calentaría la superficie de la tierra, causando cambios en el clima que afectarían las temperaturas atmosféricas y oceánicas, los patrones de lluvia, la humedad del suelo y, posiblemente, durante siglos»

También señalaron que ese cambio iba a ser muy progresivo alternando subidas y bajadas sobre las tasas climáticas «normales»

Avisaban, pues, de que el cambio iba a darse, pero que no lo íbamos a notar. Eso sí, dejaban meridianamente claro que ese «normal» iba a cambiar (y mucho) en las próximas décadas. (Sputnik)