Durante un entrenamiento, el velocista Elija Godwin se le clavó una lanza de jabalina por la espalda y esta terminó perforándole el pulmón izquierdo, reportó la prensa deportiva de Estados Unidos. noticias relacionadas Muere en el mar la modelo que intentó colarse en la boda de Ronaldo Prostituta revela detalles íntimos de sus encuentros sexuales con Wayne Rooney Graban película porno en las inmediaciones del estadio del Atlético Madrid Explica la prensa deportiva en Estados Unidos que Godwin, atleta novato de 19 años, hacía un “sprint” corriendo hacia atrás, pero no se percató de que la jabalina se había clavado en el suelo por lo que se lanzó de lleno contra ella, y esta terminó incrustrada en su espalda. Esta técnica, de correr hacia atrás, es utilizada para fortalecer las piernas. VEA TAMBIÉN: Messi lloró en el vestuario tras el ridículo del Barcelona en Anfield VEA TAMBIÉN: Georgina Rodríguez y las fotos que sugieren que mejoró su rostro a punta de cirugías VEA TAMBIÉN: Ivan Rakitic, de feria, tras eliminación del  Barcelona Afortunadamente los otros atletas que se encontraban en el centro deportivo de la Universidad de Georgia lograron brindare ayuda al atleta, mientras esperaban la llegada de la ambulancia y los médicos. Godwin fue trasladado al Centro Médico Regional de Atenas, en donde se le realizó una cirugía, según indicó Fox News. “Se sometió a una cirugía y está en condición estable”, decía el comunicado de la Universidad de Georgia. “Se espera una recuperación completa, según informó el director de medicina deportiva de UGA, Ron Courson”. Reportes señalan que este accidente dejará a Elija Godwin fuera de acción toda la temporada y se estima que regrese para el 2020. De acuerdo con un informe de incidente, Godwin había sufrido una herida de jabalina en su espalda media, debajo del omóplato izquierdo, aproximadamente 6 pulgadas de profundidad , señala augustachronicle.com “Las jabalinas fueron apiladas allí en el borde de la pista y listas para empacar”, dijo Petros Kyprianou, entrenador de atletismo de Georgia, “El viento pateó uno hacia abajo, supongo, y fue como un ángulo de 45 grados y creo que Elija no lo vio”. añadió el entrenador. La madre del atleta Ginger Luby, dijo que su hijo respira por su cuenta.