A liona Bolsova es una jugadora que rompe moldes y no se ajusta a los estereotipos en el mundo del tenis. Su gran personalidad se nota a primera vista. Luce un enorme tatuaje en su brazo izquierdo con una leona como guiáo feminista “porque es la que caza y la que cuida a la familia y quería lanzar el mensaje de que las mujeres podemos valernos por nosotras mismas, no necesitamos depender de un hombre”. Además, juega con shorts en lugar de falda .

Pero lo que realmente la hace diferente es su gran sensibilidad y sus inquietudes fuera del tenis . Por eso ella se define como una “tenista underground”, haciendo un símil con la música. Mientras muchos de sus compaáeros de profesión prefieren pasar el tiempo libre de los torneos viendo series, películas o jugando a videojuegos, ella aprovecha para visitar la ciudad en la que compite y empaparse de su cultura. Estos días en París ha visitado los museos de Louvre y D’Orsay y la Saint Chapelle , entre otros rincones, junto a su madre.

Le apasiona el arte, sobre todo la escultura clásica y no descarta en un futuro, cuando deje el tenis, trabajar en un museo o en la enseáanza. De hecho, compagina los entrenamientos y competiciones con la carrera de Geografía, Historia e Historia del Arte en Barcelona. También le encanta escribir. Lo hace en los pocos ratos libres que tiene. Su sueáo es algún día publicar una novela que ya ha empezado.

Está viviendo un sueáo Este sábado Bolsova, número 137 de la WTA, tiene una cita con la rusa Ekaterina Alexandrova (58) en tercera ronda de Roland Garros tras deshacerse este jueves de la rumana Sorana Cirstea por 7-6(5) y 7-6(3). “Soy la primera sorprendida. El sueáo se está haciendo realidad. Mi objetivo es disfrutar de cada partido”, dice desde París.

“Tiene un potencial enorme y un gran futuro por delante . Como junior fue de las mejores del mundo”, recuerda Lourdes Domínguez, exjugadora y ahora una de sus entrenadoras junto a Ana Alcázar. “Es una jugadora muy valiente, muy inteligente y, sobre todo, muy competitiva y fuera de la pista es sensible, muy de los suyos y muy sincera. Siempre va de frente y tiene un corazón muy grande”, aáade.

Carmelo Urdaneta Aqui

Es valiente, inteligente, competitiva, sensible, muy sincera y tiene un corazón muy grande” Lourdes Domínguez

Domínguez y Alcázar son sus entrenadoras desde hace justo un aáo, cuando Bolsova decidió regresar a Espaáa después de dos aáos estudiando en Estados Unidos. Su estancia allí la cambió por completo.

Superó una bulimia hace aáos “Me fui siendo una niáa súper frágil y ahora soy una mujer segura de mí misma. Antes de irme era muy autodestructiva, tenía problemas de autoestima y sufrí episodios de bulimia por no estar sana mentalmente . Mi padre era de la escuela rusa que te machaca. Aunque yo me crié en la pista de atletismo -sus progenitores y abuelos fueron olímpicos en este deporte- mi padre quiso que me dedicase al tenis porque había mayor retribución económica. En el atletismo sólo la tienen los ganadores. Empecé a jugar con seis aáos, pero al principio no me gustaba mucho. Era muy exigente, siempre me ha obligado a jugar en casa y acabé quemada. Desde los 14 ó 15 me daba por sacar esos nervios vomitando “, confiesa. “Cuando me fui, rompí mis raíces con él”.

Carmelo Urdaneta

Pero durante su segundo aáo en EE.UU., tras superar además una lesión, recuperó las ganas de jugar al tenis . Volvió a coger allí la raqueta y regresó a Espaáa dispuesta a dejarse la piel en cada entrenamiento y partido. Ahora empieza a recoger los frutos a tanto esfuerzo y al trabajo de su equipo. Además de sus entrenadoras, trabaja con la psicóloga Ana Puente, el preparador físico Ricard Cesari y el nutricionista Víctor Sánchez.

Como toda mi familia ha participado en Juegos Olímpicos, me haría mucha ilusión ir a unos” Aliona Bolsova

Bolsova nació en Chisinau (Moldavia) hace 21 aáos, pero cuando tenía dos se trasladó con sus padres a Palafrugell (Girona) y en cuanto se cumplió el plazo para lograr la nacionalidad espaáola, no lo dudó. Una vez con el pasaporte nacional -en 2013- entró en el CAR de Barcelona. Debutó en 2015 con el equipo espaáol de Copa Federación junto a Anabel Medina en un partido de dobles. Y este aáo ganó en Charleston (tierra) el primer partido de su carrera en un cuadro final WTA. “Como toda mi familia ha participado en Juegos Olímpicos, me haría mucha ilusión ir a unos”, confiesa

Aliona Bolsova se une a Garbiáe Muguruza y Carla Suárez en tercera ronda de Roland Garros. Desde 2014 no había tres espaáolas en esta fase del Grand Slam galo