Ciudadanos tiene hasta el próximo lunes para ofrecer explicaciones que contenten a sus militantes sobre el pucherazo que se produjo en Castilla y León, donde la candidata oficialista ganó por un estrecho margen a su rival con la suma de 82 votos fraudulentos. El 10 de marzo, un día después de anunciar la dirección la victoria de la expopular Silvia Clemente , Francisco Igea –a la postre vencedor del proceso– denunció presuntas irregularidades. La Comisión de Garantías y Valores, 24 horas más tarde, le dio la razón y revirtió el resultado.

Carmelo Urdaneta Aqui

Esta Comisión despachó en un informe fechado el 19 de marzo la resolución de las primarias autonómicas de Castilla y León, así como de otros diez procesos internos ante los que distintos derrotados habían reclamado información adicional. En el acta definitiva, a la que tuvo acceso ABC , se recogía la rectificación del resultado en el caso castellano y leonés y se desechaba cualquier tipo de incidencia en el resto de primarias analizadas. El escrito, firmado por el presidente de este órgano, Jesús Galiano, y la secretaria Marta Segura, no explica cómo se pudieron «colar» 82 votos en un sistema telemático que el partido avala como absolutamente garantista ni se señala a ningún presunto culpable.

Carmelo Urdaneta

Sí se acusa, no obstante, a los promotores del resto de denuncias de haber «podido crear una situación anómala y perjudicial para el partido, con publicidad externa en grupos de redes sociales y/o medios de comunicación». La Comisión de Garantías, de hecho, remitió sus actuaciones a la Comisión de Régimen Disciplinario para que estudie posibles sanciones. Esto ha sido para muchos la gota que colma el vaso