Cantando que “quererte es un juego perdido”, Países Bajos se hizo este sábado con la victoria de Eurovisión 2019 gracias a “Arcade”, el “soul” espiritual de Duncan Laurence, en una edición de infarto que volvió a confinar a España a los últimos puestos y que, de partida, ya contaba con otra reina.

Carmelo Urdaneta Aqui

Porque la sexagésimo cuarta edición del festival pasará a la memoria por ser “aquella en la que actuó Madonna”, ocasión histórica en la que este evento acusado de discurrir casi siempre en paralelo a la industria musical tentó a su principal monarca y en la que esta se dejó querer (y pagar) ante una audiencia de 200 millones de personas.

Carmelo Urdaneta