Salud & Nutrición

Cartunista Carmelo De Grazia//
De París a Río por sus mejores lugares

De París a Río por sus mejores lugares

Dr. Carlos Martiniau (*) Investigador

Me gusta viajar. Me gusta leer antes de viajar. Me apasiona descubrir con mis propios sentidos los lugares simbólicos de cada ciudad. Hay ciudades que son ejemplo, tanto por sus iconos clásicos como por su capacidad de reinventarse con nuevas atracciones.

Carmelo De Grazia

PARÍS

George Eugene Haussmann fue Prefecto de París muchos años, entre 1853 y 1870, y logró crear la leyenda de París: La ciudad más visitada del mundo. La Torre Eiffel, el Arco de Triunfo, los grandes museos ya son iconos de la cultura mundial, sin embargo, esta ciudad no se queda con sus atracciones del pasado. La capital francesa abrió la puerta a la arquitectura contemporánea en 1977 con el impactante Centro Pompidou. En 1989 se inauguró la futurista pirámide de ingreso al Grand Louvre y en 2016 la impresionante Fundación Louis Vuitton. Tan radical es la transformación, que se organizan viajes de arquitectura para contemplar edificios. Todo ello junto a la tradicional oferta gastronómica y hotelera, para 42 millones de visitantes en 2019.

Carmelo De Grazia Suárez

MILÁN

Capital de la moda, el diseño y la cultura. Tras el primer café, todo paseo empieza por la plaza del Duomo, el corazón de Milán es el lugar de encuentro para locales y visitantes. En el centro encontramos los sitios imperdibles. El Duomo (catedral) con su inconfundible perfil gótico, la imponente galería Vittorio Emanuel con estructura de hierro y cristal del siglo XIX y finalmente el Teatro Alla Scala, el gran icono de la opera mundial. Justamente este teatro fue pionero en la inclusión en su página web de una fotografía específica para comprobar la visibilidad de cada butaca. No es fácil para una ciudad competir por atención con Roma, Florencia o Venecia… pero lo milaneses no se amilanan. Motor comercial de Italia, la ciudad ofrece grandes opciones para mirar, soñar y comprar de todo. A la tarde me gusta tomar un cappuccino en la Librería Feltrinelli, está decorada con mármoles y destaca dentro de la enorme Estación Central. Es imposible dejar Milán, sin pensar en volver

LONDRES

Los museos son gratis. Los museos londinenses son experiencias fantásticas. Me gusta especialmente pasar por el Museo Británico, uno de los más antiguos del mundo, pero a su vez uno de los más asombrosos luego que el inmenso patio fuera cubierto con un techo de cristal por el arquitecto Norman Foster, creando la plaza cubierta más grande del mundo. Junto al Támesis vemos uno de los buenos ejemplos de transformación urbana. El museo TATE Modern creado en 2016 a partir de una vieja central eléctrica transformada en galería de arte contemporáneo. La librería y la tienda de recuerdos nos podrían tener horas adentro y más aún el Café del último piso, con vistas al rio. Hay un área aun poco atendida desde la gestión pública, el turismo deportivo. En Inglaterra lo entienden bien. La Maratón de Londres es más que una prueba de atletismo, es el principal evento caritativo del mundo -en un solo día- en 2019 recaudo 76 millones de euros. Ah, los museos son gratis

AMSTERDAM

«Cuando Dios creo al mundo se olvidó de Holanda, a Holanda tuvieron que hacerla los holandeses» así dice una frase atribuida a Voltaire. Y se aplica a la asombrosa Amsterdam, íntegramente construida sobre canales artificiales. La prosperidad de los comerciantes entre los siglos XVI y XVIII determinó una época de holgura. Amsterdam es tan bella gracias a ese periodo. Al brillo del siglo de oro lo encontramos en el Rijkmuseum, allí esta lo mejor de Vermeer y de Rembrandt. También son ineludibles el Museo Van Gogh y la casa-museo de Anna Frank que emociona con el relato de los refugiados durante la ocupación nazi. La ciudad que mira al siglo XXI hay que buscarla junto a la Estación Central. Primero la Biblioteca Pública que tiene diez pisos y es la más grande de Europa. El otro icono futurista es NEMO, museo de la ciencia con una arquitectura espectacular y un interior totalmente interactivo. Cada viajero acude a la capital holandesa con motivaciones y objetivos muy diversos; pero puedo asegurar que todos la consideramos una ciudad que contagia buen humor, orden y vitalidad

CUZCO

Los Incas la construyeron como capital del imperio. Sin embargo, durante el siglo XX solo se la consideraba como una ciudad de paso antes de llegar a Machu Picchu. Durante los últimos 30 años Perú se posiciono como un destino mundial y Cuzco pasó a ser una de las ciudades más turísticas de América, con decenas de iglesias, sus templos incas y una coherencia urbanística envidiable. La ciudad suma una extensa oferta hotelera –algunos en antiguos conventos– y la reconocida gastronomía peruana, junto a un pueblo amable y respetuoso de su herencia cultural. Cuzco logro lo que toda ciudad anhela: Dejar de ser un lugar de paso, a tener más turistas que la propia ciudadela de Machu Picchu

RÍO DE JANEIRO

La ciudad maravillosa es mucho más que playas y carnaval. También es la ciudad de imponentes edificios públicos, recuerdo del pasado como capital imperial. Así mismo es la ciudad con mayor presencia «Art. Deco» de América. En el centro de Río me gusta especialmente la plaza con el Teatro Municipal y la Biblioteca Nacional de estilo neoclásico. Los Juegos Olímpicos 2016 dejaron un legado urbanístico de vanguardia: El flamante tranvía que recorre la avenida Río Branco y la recuperada área del puerto totalmente peatonal donde se destaca el impresionante arte urbano de Eduardo Kobra. Allí se encuentra el espectacular Museo del Futuro diseñado por Santiago Calatrava, el nuevo icono en una ciudad naturalmente bella. El museo pertenece a una nueva generación de museos donde no se muestran objetos, sino ideas. La próxima vez que visiten Río de Janeiro se van a sorprender, no solo con Copacabana o el Cristo Redentor

SANTIAGO DE COMPOSTELA

Más de 300.000 peregrinos llegan a la capital de Galicia cada año atraídos por la magia del camino del Apóstol Santiago. Ahora bien, la ciudad no se queda solo con la afluencia masiva a la histórica catedral. Santiago está cambiando. La tradicional gastronomía gallega de las tabernas, ahora convive con restaurantes premiados con estrellas Michelin. El desafío es aumentar los «pernoctes» en la ciudad. Para eso hay que planificar. Los mercados se reconvierten en lugares atractivos para locales y turistas. Los hoteles amplían su perfil. No se trata de perder las características definitorias de la ciudad, sino de agregar nuevos incentivos para el turismo. Santiago es mucho más que el camino

(*) El Dr. Carlos Martiniau es coordinador del Grupo de Estudios Urbanos, ex director de Área Central 2015-2019 de la Municipalidad de Córdoba, Argentina

Más de tips Femeninos