El cubano Aroldis Chapman de los Yankees y Josh Hader de los Cerveceros han sido reconocidos como los Relevistas del Año en la Liga Americana y la Liga Nacional, respectivamente.

Chapman es segundo integrante de los Yankees reconocido con el Premio Mariano Rivera al Relevista del Año en la Liga Americana. Andrew Miller ganó el premio como integrante de Nueva York en el 2015.

En el 2019, Chapman rebasó los 30 rescates (37) por séptima vez en los últimos ocho años y terminó con promedio de carreras limpias de 2.21, WHIP de 1.11 y 85 ponches en 57.0 innings. Los bateadores contrarios dejaron promedio de apenas .185 contra el oriundo de Holguín.

Hader, quien también se adjudicó el Premio Trevor Hoffman al Relevista del Año en la Liga Nacional e l año pasado, se convierte en el segundo jugador que recibe en premio en años consecutivos en su liga. En ese sentido, se unió al cerrador curazoleño de los Dodgers, Kenley Jansen.

Fungiendo como el cerrador principal de Milwaukee luego de que Corey Knebel se sometiera a una cirugía Tommy John , Hader tuvo 37 rescates con promedio de carreras limpias de 2.62 y WHIP de 0.81 en 75.2 innings de labor, en los que limitó a los bateadores contrarios a un promedio de bateo de .155. También encabezó a todos los relevistas de Grandes Ligas con 138 ponches.

Chapman, Mariano unidos por el uniforme Yankee

En ocasión de la presentación de los Relevistas del Año, el Premio Trevor Hoffman (Liga Nacional) y el Premio Mariano Rivera (Liga Americana), los dos miembros del Salón de la Fama cuyos nombres llevan los galardones se dieron cita en el Nationals Park p revio al Juego 4 de la Serie Mundial entre los Astros y los Nacionales.

Josh Hader ( Premio Trevor Hoffman ) y el cubano Aroldis Chapman (Premio Mariano Rivera) fueron reconocidos el sábado en la capital estadounidense, tras sus brillantes temporadas por los Cerveceros y los Yankees, respectivamente, escribe David Venn de LasMayores.com, en las páginas de MLB.com.

“Contento de alcanzar este premio”, dijo Chapman, quien salvó 37 juegos en el 2019 por los Yankees, con efectividad de 2.21 y 85 ponches en 57.0 entradas. “Trataba de ganarlo por años y nunca había podido. Es mucho más especial, porque estoy en la Americana y ganarlo en la Americana, que lleve el nombre de Mariano Rivera, un Yankee, los dos con el uniforme rayado, es bastante especial para mí”.

El panameño Rivera, exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en julio de este año como el único elegido de manera unánime, toma con seriedad el honor de que el premio del Joven Circuito lleve su nombre.

Premio Mariano Rivera (Liga Americana), fue para el cubano Aroldis Chapman en la temporada del 2019. (AP/Matt Slocum) “Significa mucho, puesto de que para mí es algo especial que Grandes Ligas haya tomado la iniciativa de ponerle mi nombre a un premio como éste”, expresó Rivera, líder de todos los tiempos en juegos salvados en las Mayores con 652 y también de postemporada con 42. “Es algo que nunca pensé, pero gracias a Dios ha pasado. Yo lo acepto y lo llevo con mucha honra”.

Fue precisamente el pasado 21 de julio en Cooperstown que Rivera se convirtió en el segundo panameño exaltado al Salón de la Fama, después de Rod Carew (1991).

“Mi vida ha sido muy ocupada después de ese 21 de julio. Fue un momento muy especial, muy hermoso”, dijo Rivera. “Le doy gracias a Dios por ese momento, a todo mi pueblo a todo un país que me apoyó. Contento. Es algo que todo atleta quiere y desea y anhela. Y tuve la bendición de ser el primero como unánime. Gracias a Dios por eso.

“Para mí, mucha honra ser el segundo panameño, puesto a que nuestro Rodney Carew que lo amo, lo respeto, lo quiero mucho, nos enseñó el camino. Nos enseñó a hacerlo bien. Nos enseñó que sí se puede. Contento de que pueda ser el segundo panameño que haya logrado llegar al Salón de la Fama, junto con Rodney Carew“.