La Nacion / Emily Blunt en Al filo del mañana de Doug Liman. Foto: Archivo La película de Doug Liman fue una grata sorpresa. En primer lugar, porque la narrativa que la emparenta con Hechizo del tiempo le inyectó al film una diversión extra dentro de lo sombrío de esa inminente invasión alienígena que amenaza con destruir la Tierra. En segundo lugar, porque lo trillado de su núcleo argumental está abordado desde la perspectiva de William Cage ( Tom Cruise , excelente en clave loser), un comandante que lejos de querer convertirse en héroe, no es más que un hombre ordinario envuelto en circunstancias extraordinarias. En consecuencia, será solo él quien, inmerso en un bucle temporal que tiene como protagonista a una misión destinada al fracaso, se erija como la esperanza para resolver el acertijo y salvar al mundo.

Sin embargo, lo que hace única a esta joya de la ciencia ficción es el personaje de Rita “Full Metal Bitch” Vrataski ( Emily Blunt ), una mujer de armas tomar que, por primera vez en el género en mucho tiempo, será la elegida para enseñarle al hombre cómo vencer el miedo y lanzarse al combate.

  *2. SICARIO (2015, Denis Villeneuve) En un gran papel en Sicario, cuya secuela se viene en breve. Foto: Archivo La desesperanza que subyace en Sicario sale a la superficie en el enfrentamiento final (el verbal, paradójicamente mucho más brutal que el físico que lo precede) entre Kate Macer (una extraordinaria y contenida Blunt) y Alejandro Gillick (Benicio Del Toro, también en uno de sus mejores papeles). De un lado de la vereda, la idealista agente del FBI que cree poder erradicar el Mal (así, con mayúscula) sin tener una completa noción del espectro. Del otro lado, un asesor de pasado tormentoso que se sumerge en las aguas contaminadas para ir eliminando distintos eslabones de la cadena del narcotráfico. “Deberías mudarte a una ciudad pequeña, a algún lugar donde la Ley exista. Pero acá no vas a sobrevivir. No sos un lobo y esta es la tierra de los lobos ahora” le aconseja Alejandro a esa joven que no puede precisar dónde comienza y dónde acaba la red de corrupción.

¿Es moralmente aceptable quebrar las reglas en vistas de un objetivo eventualmente beneficioso? ¿O mantenerse entre los límites de lo correcto es la verdadera respuesta? En Sicario conviven ambas posturas, pero la primera se impone sobre la segunda cuando – un poco a la manera del final de la primera temporada de True Detective – los malos pueden morir pero terminan siendo solo la punta del iceberg.

Dato: Sicario tendrá una secuela escrita por Taylor Sheridan, dirigida por Villeneuve (aunque ésto no ha sido confirmado) y centrada en el personaje de Del Toro.

  *3. ETERNAMENTE COMPROMETIDOS (2012, Nicholas Stoller) En eternamente comprometidos, gran comedia romántica de Nicholas Stoller. Foto: Archivo La película del infalible Nicholas Stoller es una de las mejores comedias románticas que ha dado el cine norteamericano en los últimos años, lo cual no es poca cosa teniendo en cuenta que se trata de un género que remite fórmulas al infinito sin un atisbo de originalidad. Eternamente comprometidos es una anomalía porque verdaderamente tiene mucho para decir sobre las relaciones humanas y sobre los planes que la vida va modificando por su naturaleza impredecible. Violet (Blunt) y Tom ( Jason Segel , co-guionista del film con Stoller) se enamoran prácticamente a primera vista y se comprometen de inmediato. Sin embargo, desafíos profesionales, mudanzas y otros sucesos inesperados no solo estirarán el compromiso sino que atentarán contra la relación misma.

Por otro lado, los personajes de Chris Pratt y Alison Brie – en brillantes roles secundarios – son los encargados de representar al espectador al atestiguar cómo el esperar demasiado tiempo para concretar algo es una amenaza contra la perdurabilidad del vínculo. “No hay una galleta correcta, solo tenés que agarrar una y darle un mordisco”, le dice Suzie (Brie) a su hermana Violet, en una divertida analogía que sintetiza la temática de Eternamente comprometidos: nunca hay un momento adecuado para hacer las cosas, por eso hay que llevarlas a cabo cuando nos invada ese primer impulso.

  *4. EL DIABLO VISTE A LA MODA (2006, David Frankel) Como su homónima Emily en El diablo viste a la moda. Foto: Archivo Dos años antes de El diablo viste a la moda , Emily Blunt protagonizaba My Summer of Love, la película británica de Pawel Pawlikowski sobre dos intempestivas jóvenes que se encuentran para salvarse de sus disfuncionales dinámicas familiares. En dicho film, Blunt estaba perfecta como la espontánea Tamsin, un personaje entre avasallante y desolador. Sin embargo, el nombre de la actriz empezó a resultar familiar cuando Hollywood le dio su primera oportunidad en la comedia de David Frankel basada en la figura de Anna Wintour y su trabajo al frente de Vogue.

Como suele suceder en el género cómico, los actores secundarios comandan las secuencias más memorables, y éste es precisamente el caso de El diablo viste a la moda, película en la cual Blunt como la asistente workaholic Emily Charlton y Stanley Tucci como el devoto Nigel se lucen a la par de la gran Meryl Streep . La adaptación de la novela de Lauren Weisberger marcó el ingreso de Blunt al cine norteamericano, donde alternó entre producciones más mainstream (como el reciente musical En el bosque ) y largometrajes indies como el que nos ocupa a continuación.

  *5. YOUR SISTER’S SISTER (2011, Lynn Shelton) En Your Sister”s Sister de Lynn Shelton. Foto: Archivo Your Sister’s Sister es la película indie por antonomasia. Escrita y dirigida por Lynn Shelton (Humpday, Touchy Feely, Laggies ), protagonizada por los mimados del circuito Mark Duplass y Rosemarie DeWitt y con un guión con momentos de improvisación y el clásico final abierto, es la quintaesencia del Mumblecore, un subgénero cinematográfico donde nunca parece suceder mucho pero en realidad pasa de todo. En este caso, Blunt interpreta a Iris, una mujer que se enamora del hermano de su fallecido ex novio, mientras que él, si bien le corresponde el sentimiento, le oculta un pequeño secreto: en medio de una noche de crisis y alcohol, se acuesta con la hermana (gay) de ella. Lo que podría haber derivado en una comedia de enredos de manual, pasa a ser un film conmovedor sobre lo que implica volver a enamorarse luego de sufrir una pérdida (“estoy cansado de estar muerto, quiero volver a la vida”, confiesa el personaje masculino del trío). En este aspecto, la química entre Blunt y Duplass es palpable, especialmente en la escena que dejamos aquí abajo.

  *El trailer de El cazador y la reina del hielo, el estreno de esta semana:   *De yapa: el adelanto de The Girl on the Train, el flamante protagónico de Blunt:   En esta nota: Tom Cruise Top five Meryl Streep Jason Segel Emily Blunt Chris Pratt LA NACION Canal Espectáculos Cine