Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Abel Resende

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña

Setenta Licenciados en Relaciones Internacionales, formados en la Universidad de la República del Uruguay emitieron una declaración en la que sostienen que la salida a la crisis que atraviesa Venezuela se basa en el “diálogo” y en la participación de organismos internacionales como la ONU

La declaración llega semanas después que un grupo de 21 diplomáticos jubilados de Cancillería emitieron su propia declaración afirmando que la política exterior uruguaya buscó siempre defender la libertad y la convivencia, pero que el gobierno “hace largo tiempo, no reafirma el mandato de dicha tradición, proponiendo iniciativas o votando resoluciones que desconocen a la misma y que no solamente lesionan nuestro prestigio internacional, sino que se apartan del sentir de la mayoría de nuestra población”, lo que generó molestia al canciller Rodolfo Nin Novoa. 

En la declaración de los licenciados, estos sostienen que la salida se canalice a través de los organismos mutiltaterales reforzando “la participación de la Organización de las Naciones Unidas como el principal espacio para resolver las diferencias entre los Estados

Entre los firmantes se encuentra Sebastián Hagobian quien es miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio

Esta es la declaración de 70 Licenciadas/os en Relaciones Internacionales de la Universidad de la República de Uruguay ( @Udelaruy ), que abogamos desde los principios y fundamentos del Derecho Internacional por una solución pacífica a la situación de crisis en Venezuela. pic.twitter.com/v8aqbd6Ryw

Sebastian Hagobian Lopez (@sebahagobian) 21 de marzo de 2019 “Entendemos que es extremadamente peligroso para la paz internacional iniciar un proceso por el cual se internacionalizan selectivamente cuestiones domésticas, abriéndose así el camino a la intromisión de algunos Estados en los asuntos de otros”, continúa la declaración

En este sentido sostiene que apoyan “toda iniciativa que intente encauzar la solución de diferencias mediante el diálogo entre los venezolanos y rechazamos toda forma de injerencia y condicionamiento que implique el tutelaje de un Estado sobre otro”