De acuerdo con un video que circula en la Red, las jóvenes también fueron obligadas a casarse. Siete personas fueron arrestadas en Pakistán en relación con el presunto secuestro y conversión forzosa al Islam de dos jóvenes hermanas hindúes. El caso ha desencadenado una guerra de palabras entre India y Pakistán. De acuerdo con Pakistan Today , Raveena, de 16 años, y Reena, de 14, fueron presuntamente secuestradas en Ghotki, distrito fronterizo entre las provincias pakistaníes de Sind y Punyab, durante el festival de Holi, el 21 de marzo. Sus captores, un grupo de hombres, las obligaron además a casarse , después de hacerlas convertirse al Islam en contra de su voluntad. Un video en el que parece verse a un clérigo celebrando el matrimonio se volvió luego viral al difundirse en línea. También surgió una grabación que muestra la protesta que hizo el padre de las jóvenes frente a una estación de Policía. El combate verbal de alto nivel entre las dos naciones, por su parte, comenzó el domingo con la intervención de la ministra de Asuntos Exteriores de la India, Sushma Swaraj, quien tuiteó que le había pedido a la alta comisionada de la India en Islamabad que aclarara los informes de los medios sobre el secuestro de las jóvenes. La publicación de la ministra india provocó una respuesta del ministro de Información y Radiodifusión de Pakistán, Fawad Chaudhry, quien dijo que el caso era un “problema interno” de Islamabad . La situación tampoco ha dejado indiferentes a los activistas de derechos humanos. Así, Jibran Nasir, de Pakistán, tuiteó un video en el que las dos chicas afirmaban aceptar el Islam, pero declaró que la Policía no podía ignorar que son menores de edad, que se habían casado ilegalmente y que ambas podían estar “bajo una presión inmensa” . Ante el giro de los acontecimientos, que amenazan con salirse de control, el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, ordenó el domingo a las autoridades de las provincias Sind y Punyab iniciar una investigación del caso y recuperar a las adolescentes.

Alberto Ignacio Ardila Olivares