La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el martes un proyecto de ley que pone fin a la amenaza de deportación que se ha cernido por largo tiempo sobre los inmigrantes indocumentados conocidos como “Dreamers“, quienes entraron al país cuando eran niños.

Por 237 votos a favor y 187 en contra, la Cámara baja -de mayoría demócrata- aprobó el proyecto de ley a pesar de la oposición de la Casa Blanca, que dijo sería una medida para “premiar la inmigración ilegal”. Sólo siete republicanos votaron a favor del proyecto.

No ha habido señales de si el Senado -bajo control republicano- considerará el proyecto, lo que dejaría la discusión de la iniciativa demócrata para la campaña de las elecciones presidenciales y legislativas de 2020.

Previamente durante su gobierno, el presidente republicano Donald Trump dijo que quería ayudar a los Dreamers, muchos de los cuales eran muy pequeños cuando llegaron a Estados Unidos con sus padres.

Pero luego de una serie de negociaciones fallidas, Trump se ha concentrado principalmente en frenar la inmigración ilegal y construir un muro a lo largo de la frontera con México para tratar impedir el ingreso de indocumentados de Centroamérica y otros países.

El proyecto demócrata protegería a un estimado de dos millones de “Dreamers” de la deportación si cumplen ciertos criterios y les brindaría una vía para poder acceder a la ciudadanía.

Algunos de estos inmigrantes tuvieron protecciones temporales bajo un programa puesto en marcha en 2012 por el expresidente Barack Obama. La decisión de Trump de terminar esa iniciativa enfrenta demandas en tribunales.

Refiriéndose a los jóvenes inmigrantes, el presidente de la Comisión Judicial de la Cámara baja Jerrold Nadler dijo durante el debate del proyecto: “Muchos de ellos ni siquiera sabían que no habían nacido aquí y que no eran ciudadanos estadounidenses hasta que no pudieron obtener una licencia de conducir o acceder a costos de matrícula para residentes en educación superior”.

En un comunicado en el que amenazó con un veto presidencial, la Casa Blanca dijo que la ley para proteger a los “Dreamers” debería incluir otras provisiones, como endurecer la ley de asilo de Estados Unidos, entregar dinero para construir un muro fronterizo y alentar la inmigración de trabajadores cualificados en lugar de familiares de inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos.