La Nacion / Se estima que en nuestro país la obesidad afecta a dos de cada diez adultos y uno de sus grandes factores es el sedentarismo. Ante esta situación muchísimas empresas decidieron adoptar un rol activo frente a este problema y brindar a sus colaboradores distintas herramientas para que adopten hábitos saludables, ya que esto impacta directamente en el rendimiento laboral. Hablamos desde la concientización de una alimentación saludable, hasta promover la actividad física en todas sus formas.

De hecho, la infraestructura de algunas empresas posibilita contar con un gimnasio propio, mientras que otras promueven equipos de running al aire libre. Pero el camino más acertado es el de empresas que brindan un beneficio como Gympass, una plataforma que permite a las empresas ofrecerles a sus colaboradores la posibilidad de tener una vida más activa dándoles acceso a la red más grande de gimnasios y centros de fitness del mundo.

Con una única suscripción mensual pueden probar más de 600 actividades en más de 40 mil gimnasios y centros de fitness en América Latina, Estados Unidos y Europa, y encontrar una actividad que les apasione. En Argentina la red ya cuenta con más de 1300 centros distribuidos por todo el país.

Win – win Para los colaboradores de una empresa la posibilidad de acceder a un beneficio como Gympass es sinónimo de tener una vida más activa, pudiendo elegir entre cientos de actividades (pilates, yoga, baile, crossfit, natación, etc.) y miles de centros en donde entrenar. También pueden elegir entre distintos planes según lo que quieran hacer. Hay planes más económicos y más premium.

Guillermo Barbosa, Responsable de Salud y Bienestar del Banco Santander, nos acerca su experiencia con Gympass: “Con el fin de reforzar nuestra política de salud y bienestar, y como complemento de otros beneficios saludables que les ofrecemos a nuestros colaboradores, en septiembre, lanzamos Gympass. Les damos la posibilidad de optar por cuatro planes, según sus inquietudes, y además pueden referir gimnasios que no tengan Gympass, particularmente para nuestros colaboradores del interior del país. Hoy ya tenemos alrededor de 2500 personas inscriptas”.

En tanto, Guido Miguez, uno de los dueños de la cadena On Fit, comenta su caso como proveedor de Gympass. “Fuimos pioneros de trabajar con Gympass y apostamos a que nos acerquen al mercado corporativo. Puedo afirmar que es un socio de nuestro negocio. Nos genera tráfico de clientes a los que quizá, no tendríamos acceso y que una vez que nos visitan, nos eligen como centro de entrenamiento. Asimismo, formar parte de Gympass no representa ningún costo, por el contrario: Nos genera un ingreso adicional”.

El origen de la idea Fundada en 2012 y con sede en Nueva York, EEUU, Gympass cuenta con un equipo en crecimiento con 30 oficinas en todo el mundo. Su misión es simple pero ambiciosa: derrotar al sedentarismo. Opera mediante la asociación con empresas y gimnasios para ofrecerles a los colaboradores la mayor cantidad de opciones posibles para que puedan encontrar una actividad que les apasione y que de esa manera se diviertan teniendo un estilo de vida más saludable.

¿Te gustó esta nota?