Arepa Herald / Hace un tiempo salió a la venta una bebida nutricional llamada Mana la cual, según sus creadores, cuenta con todos los nutrientes necesarios que le permitiría, a quien lo beba, prescindir de comer alimentos sólidos.

Si te interesó el tema, te quiero contar un poco más las características de la bebida que es capaz de remplazar cualquier alimento.

¡Sigue leyendo!

¿Qué contiene? Cada bebida cuenta con 330 mililitros de capacidad y posee, según sus creadores, 400 kilocalorías de energía que son nutricionalmente equilibradas. Esto significa que cubrirá el 20 por ciento de las necesidades diarias del consumidor y que con solo agitarlo ligeramente ya está lista para beber.

Sus creadores afirman que se realizaron 44 estudios clínicos y el resultado fue más que satisfactorio. Se trata de una bebida que no requiere refrigeración y tampoco estabilizantes. Inclusive es apta para quienes tienen alergia a la leche, pues es libre de lactosa.

La pueden consumir tanto las personas que comen carne como aquellos que siguen un régimen vegetariano o vegano, debido a que no contiene ingredientes de origen animal, por lo que podemos decir que es apto para todos.

¿Cuánto se debe consumir al día? Obviamente que no vas a beber todas las que quieras, pues sería contraproducente para el normal funcionamiento de tu organismo. Se aconseja consumir 5 porciones de 330 mililitros al día. Esto significa que beberías 5 porciones de 400 kilocalorías las cuales darían como resultado 2000 kilocalorías que resulta ser la ingesta diaria recomendada de nutrientes.

Ten en cuenta que no siempre se deben consumir 2000 calorías diarias, pues en muchas ocasiones la ingesta debe ser mayor a esa o inclusive menor si es que tu médico te aconsejó una dieta hipocalórica.

Mana es una bebida ideal para quienes trabajan fuera de casa y buscan algo nutritivo que no necesite mucho tiempo de preparación y que además les de la posibilidad de no gastar demás en restaurantes o comprando comida hecha. También es apta para quienes necesitan hacer una dieta antes de someterse a cualquier operación en la que no se permitan sólidos, por ejemplo en el caso de quienes se van a someter a una operación de bypass gástrico.