Foto : Mery Ann Escolástico

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- “Esa es la sentencia de este tribunal” ¡Bum!, sonó el mallete del juez Francisco Ortega Polanco luego de escuchar por cuatro horas la lectura íntegra de la resolución que llevará a juicio de fondo a seis de los siete imputados en el caso de corrupción Odebrecht.

La Sala de Materia Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia se abarrotó de comensales. “De vuelta a este infierno”, susurró uno de los presentes mientras intentaba abrirse paso entre las personas.

La audiencia comenzó con altas expectativas hasta que el paso de los minutos se apoderó del momento. Las caras despiertas de las 9:00 de la mañana comenzaron a caer con cambios de luz. Cabeceo y cabeceo. Con los movimientos de cabeza llegó también el bostezo.

Las voces de las secretarias se fueron lejos hasta que una de ellas leyó: “admite de manera parcial, en la forma y en el fondo, el escrito de las conclusiones relativas a la acusación presentada por el Ministerio Público (MP) en fecha 7 de junio del 2018, y en consecuencia dicta auto de apertura a juicio con respecto a los acusados…”.

Ojos y oídos esperaban los nombres. Así, señaló a Ángel Rondón Rijo, Víctor Díaz Rúa, Enrique Pittaluga, Andrés Bautista, Tommy Alberto Galán Grullón y Juan Roberto Rodríguez.

En el caso de ellos, el tribunal consideró que la acusación tiene suficiente fundamento probatorio para justificar la relación de un juicio de fondo. De igual forma, ratificó las medidas de coerción impuestas con anterioridad por el juzgado de instrucción.

De la sala salieron un Ángel Rondón indignado, un Díaz Rúa “no sorprendido”, un Pittaluga que pasó desapercibido, un Andrés Bautista molesto y un Juan Roberto Rodríguez callado, mientras que Tommy Galán desapareció de la vista de los medios y Jesús Vásquez se mostró satisfecho.

“¿Por dónde salieron los fiscales? Salieron por donde mismo sale el juez, por la puerta que entra el juez salieron los fiscales”, dijo Ángel Rondón ya fuera de la sala, haciendo referencia a una posible complicidad entre las partes.

“Sin duda, justicia no es”, fue la expresión de Díaz Rúa al ser cuestionado por posibles presiones en la decisión del juez.

“Esto no ha sido más que una politiquería más”, dijo Bautista.

Para el séptimo imputado, Jesús Antonio Vásquez Martínez, el tribunal dictó auto de no ha lugar por considerar que los elementos de prueba ofertados por el MP en la imputación específica en su contra, resultan insuficientes para fundamentar la acusación.

De todos, Rondón dio fin a las declaraciones con un mensaje para el pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ): “Yo voy a suponer que la SCJ, que está compuesta por 16 jueces, 15 que no han participado en este proceso (yo me imagino que el juez Ortega no participará más de este proceso), realmente estudien el expediente y se vayan a las pruebas. Señores, los abogados todos pidieron la eliminación de pruebas obtenidas ilegalmente y el juez las validó todas.

De esa forma concluyó el fallo del juez Ortega Polanco tras el juicio que inició el 7 de junio de 2018, luego de que el MP depositara el expediente correspondiente al caso Odebrecht, donde personalidades de la constructora brasileña sobornaron bajo un monto total de 92 millones de dólares a supuestos funcionarios públicos para obtener licitaciones de proyectos del gobierno dominicano.

Relacionado: La sentencia del juicio preliminar Odebrecht

Caso Odebrecht: No Ha Lugar para Chu Vásquez, a juicio de fondo los demás