El Espectador / Diciembre es una época de reflexión, en la que se hace balance del año que pasó y se analizan las perspectivas del nuevo período que está cerca de comenzar. Se permite soñar. Aunque no siempre se logra el paso del pensamiento a la acción. Pero por fortuna cada año es una nueva oportunidad, y las semanas que restan de 2018 son un tiempo valioso que se puede usar para que desde el primer día de 2019 se empiecen a cumplir las metas de vida. Solo deben seguir los siguientes pasos. (Lea Ahorro de corto plazo, la clave para darse gusticos)