El Informador / Se acercan las vacaciones y estamos arañando las horas para que lleguen los ansiados días en que nos tiraremos a literalmente “nadear” o sea: a no hacer ¡nada! Pero ojo: no vaya a ser que lo que sí hagas sea tirarte como cangrejo al sol y procurarte unas manchas horrorosas en la cara o, ¡aguas!, un futuro y casi inevitable cáncer de piel .

No importa si tu piel es más clara o más obscura, hoy día se ha comprobado que el daño que provocan las quemaduras solares no respeta razas, sexos, colores ni temperamentos así que ten en cuenta los siguientes consejos para que no te traigas al regreso, un horrible problema que tarde que temprano aparecerá.

¿Porqué se broncea la piel? El que nuestra piel se broncee, se debe a la presencia en ella de una sustancia llamada melanina a la que se le considera como la propia protección de la piel ante el sol. La velocidad con la que nos bronceamos depende por tanto de la rapidez con la que la piel de cada persona es capaz de sintetizar esa sustancia.

Males asociados por tomar el sol A todos nos encanta traernos de nuestras vacaciones un tono dorado y bronceado, testimonio absoluto de que disfrutamos de unos increíbles días de playa, pero tal vez sea momento de que reflexiones sobre lo siguiente:

?El número de males asociados a tomar el sol indiscriminadamente crece cada día, entre otros factores debemos tener presente que la capa de ozono se ha debilitado drásticamente y presenta agujeros cada vez mayores por los que penetran los rayos ultravioleta.

?Los rayos UV son ondas invisibles de energía radiante que sin los filtros necesarios, impactan nuestra piel ocasionando daños irreversibles: manchas, arrugas, textura acartonada, acelerar el envejecimiento prematuro y lo que viene a ser la corona de todos los males: el cáncer de piel (que ha duplicado su presencia en los últimos 20 años).

Las radiaciones ultravioleta ocasionan: ?Radicales libres que pueden dañar irreversiblemente el material genético de las células.

?La ruptura de las fibras de colágeno causando una acumulación de elastina anormal lo cual hace que ciertas enzimas, llamadas metaloproteinasas, se produzcan en grandes cantidades para reparar los daños, pero a veces, estas enzimas producen fibras de colágeno desorganizadas llamadas “cicatrices solares”.

?Daño al sistema inmune: cuando la piel se expone directamente al sol, se liberan ciertas sustancias que suprimen la función de células de la piel que protegen al cuerpo contra agentes dañinos.

Has de saber además que las manchas que aparecen hoy en tu rostro, se derivan de un sol que tomaste hace al menos 10 años y que habían permanecido en capas más profundas de tu piel.

El cáncer de piel tarda aproximadamente 15 años en aparecer, producto de un daño solar irreversible.

¿Cómo prevenir los daños ocasionados por el sol? Ahora, estamos de acuerdo en que no se trata de quedarse en la habitación del hotel hasta que el sol se vaya a dormir. Pero se trata de cuidar nuestra piel y nuestro rostro para que podamos disfrutar sin padecer.

Evita el sol fuertísimo que va de las 12:00 a las 15:00 horas. Ese rato, mantente, preferentemente, a la sombra, pero de cualquier manera usa una crema protectora con un factor mínimo de 30.

Usa protector solar todo el tiempo: ?Los filtros solares son sustancias que impiden que los rayos UV actúen sobre nuestra piel causando lesiones pero que nos ayudan a broncearnos sanamente.

?Los rayos UVA (con “a” de agegin ? envejecimiento) afectan la capa interna de la piel provocando envejecimiento prematuro y los rayos UVB (de “burning” ? quemar) son absorbidos por la capa externa de la piel activando la producción de melanina que es la sustancia que nos broncea.

?Ten en cuenta que algunos protectores sólo proporcionan protección parcial (UVB), debes elegir siempre los que te protejan contra los UVB y UVA

?Los filtros solares tardan un rato en penetrar en la piel. De manera general, un filtro de factor 15 está bien para la mayoría de las personas.

?Aplícatelo unos 20 minutos antes de exponerte al sol y si lo que te gusta es estar entrando y saliendo del agua debes asegurarte de que tu crema protectora sea a prueba de agua.

?Todo filtro solar tiene una duración de aproximadamente 2 horas, así que aplícatela cada vez que pase este tiempo, nades o sudes mucho.

?Como dato complementario, revisa la fecha de caducidad; es probable que el que te quedó del año pasado ya no sirva.