Telemetro / Cuando las mujeres salimos embarazadas, hay un sinfín de cosas que podemos sentir, ya que las hormonas hacen estragos. Antes de salir embarazada siempre escuchaba hablar sobre la depresión posparto, muy frecuente en muchas mujeres; sin embargo, me doy cuenta que casi no se habla de la depresión durante el embarazo, sus causas y todo lo que puede ocasionar.

Les confieso que decidí contactar al Ginecólogo-Obstetra panameño, Juan Carlos Vega , para consultarle sobre este interesante tema, ya que una persona que conozco que actualmente está embarazada, me contó que sufrió este tipo de depresión; describió cada cosa que sintió casi que desde que se enteró que estaba en estado hasta más o menos los cuatro meses de gestación, quedé impresionada, sobre todo porque soy mujer y puedo imaginarme lo terrible que pudo vivir, aunque gracias a Dios nunca me tocó experimentarlo.

Ahora bien, es preciso que todas las lectoras sepan por qué se manifiesta y cuál sería la recomendación para evitar caer en la depresión y poder más bien, salir de la misma, para así no afectar a ese ser tan pequeñito e inocente que crece en nuestro vientre.

El Dr. Vega explica que se trata de una condición que puede afectar entre un 15% a un 20% de mujeres embarazadas y que las causas más frecuentes por lo general son problemas que puede tener la embarazada con su pareja, problemas familiares, estrés laboral, algún antecedente depresión y alguna complicación de riesgo con el bebé que pueda sufrir la paciente. 

Normalmente esto tiene que ver con trastornos a nivel hormonal, las hormonas producen cambios químicos a nivel cerebral que traen consigo alteración de los neurotransmisores y por eso se genera la depresión y la ansiedad”.

Con respecto a la interrogante del por qué se genera, el especialista explicó que

Ahora bien, Vega dio algunas recomendaciones que son importantes tomar en cuenta frente a un cuadro de depresión durante el periodo de gestación.

– La paciente debe conversar con su obstetra, contarle lo que está sintiendo para que se pueda identificar el trastorno.

– Una vez que se identifica, es recomendable que la paciente asista a sesiones de psicoterapia, manejadas por un psiquiatra o psicólogo; en el caso de una depresión leve y moderada. 

– Cuando se trata de depresión severa, se podría pensar en el uso de medicamentos, sin embargo; el especialista deberá tener sumo cuidado, ya que algunos medicamentos utilizados para tratar este trastorno, pueden causar malformaciones en el feto; por lo que en realidad se haría todo lo posible con utilizar las psicoterapias en lugar de medicar a la paciente.

En definitiva, pienso que este tema debe ser más discutido, difundido y conversado por las propias afectadas, así habría más información al respecto para que pueda manejarse de la mejor manera, incluso para que los familiares o las personas que están alrededor de la embarazada, puedan darse cuenta sobre lo que padece y así ayudarla de forma inmediata. 

Si has pasado o estás pasando por algo similar y te gustaría compartirlo, escríbeme a [email protected] ¡Que Dios me las bendiga!