Midiario / Relájate, eso le hará daño al bebé”, es una de las frases que casi todas las embarazadas han escuchado alguna vez. Y no es sólo una creencia popular, detrás de esto sí hay una razón por la que deberías evitar exaltarte y alejarte de las peleas con tu pareja durante el embarazo, pues aunque sea una pequeña discusión, esos minutos de furia pueden causar efectos negativos en tu bebé.

Según un estudio realizado por la Universidad de California, todas las emociones que sientes mientras estás embarazada afectan de manera positiva o negativa al bebé. Por ejemplo, cuando estás enojada o triste liberas ciertos químicos en tu organismo los cuales llegan directamente al feto.

MIRA TAMBIÉN : GLORIA TREVI PREPARA NUEVAS CANCIONES Y GIRA PARA EL PRÓXIMO AÑO

Los especialistas advierten que el estrés genera

do en peleas y discusiones que se protagonizan durante el embarazo, puede causar los siguientes efectos:

BAJO PESO AL NACER Las peleas, discusiones y el estrés pueden provocar que el crecimiento sea más lento, lo que puede causar que tenga un bajo peso al nacer.

PARTO ANTES DE TIEMPO Estas discusiones provocan alta presión arterial, problemas en el desarrollo del feto y en los nervios, y pueden provocar un parto prematuro y dificultades con la placenta.

AFECTA EL DESARROLLO CEREBRAL DEL BEBÉ Cuando los episodios de estrés se repiten constantemente, los químicos que libera la mamá los absorbe el bebé, y esto podría afectar su desarrollo.

¿Lloraste mucho en el embarazo?

Bueno, los especialistas dicen cuando una mamá llora, es una forma de desahogarse, y hasta cierto punto es bueno llorar, sin embargo el problema es lo que provoca ese llanto.

Si sientes que estás atravesando por un cuadro de depresión o tienes miedos y problemas y no sabes cómo manejarlos, debes pedir ayuda para disfrutar de tu embarazo y evitar que tu bebé se vea afectado.

Fuente: Informe 21