Trending & Fitness

Detienen a oficial que disparó a Daniela Figueredo por negarse ser abusada

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
Tony Succar recuerda su paso por la universidad: "Era el peor músico"

De las declaraciones aportadas por varios interrogados, había acuerdos entre policías y detenidas. A estas las sacaban de sus celdas en horas nocturnas, para que tuvieran sexo, inclusive con policías también detenidos en esa sede

Varios funcionarios de la Policía Municipal de Zamora, en la población de Guatire, estado Miranda, están siendo investigados por su presunta vinculación con el asesinato de la detenida Daniela Geraldine Figueredo Salazar (19), ocurrido en un calabozo a manos del oficial Daniel Alexander Galarraga Ortega (24).

La joven mujer fue apresada por el Sebin en octubre de 2020, acusada de posesión de material estratégico, y recluida en ese despacho en calidad de depósito.

El oficial Galarraga, al ser detenido, alegó que había sido un hecho accidental, al escapársele un tiro de su arma de reglamento, una pistola Pietro Beretta, modelo 92FS.

Daniela recibió el disparo en la región nasal y le salió por el occipital derecho, lo cual pone en entredicho la versión del policía, quien tiene apenas tres meses de graduado.

Cuando recibieron a Daniela en el Hospital General Eugenio Bellard, de Guatire, no tenía signos vitales. Ella residía en el sector Guacarapa, subida La Cazadora, en Guarenas.

Tantos funcionarios del despacho como varias presas compañeras de Daniela, han sido interrogados por los investigadores del Eje de Homicidios del Cicpc de Guarenas.

La investigación está siendo coordinada por el fiscal del Ministerio Público regional y un fiscal en Derechos Fundamentales.

Los funcionarios del Cicpc buscan elementos que relacionen a Galarraga y a otros oficiales en el uso de mujeres detenidas con fines de abuso sexual, a cambio de otorgarles ciertos beneficios.

De las declaraciones aportadas por varios interrogados, había acuerdos entre policías y detenidas. A estas las sacaban de sus celdas en horas nocturnas, para que tuvieran sexo, inclusive con policías también detenidos en esa sede.

La noche en que murió Daniela, Galarraga entró al calabozo y le informó que la sacaría para que tuviera sexo con alguien y también con él. Al parecer la detenida se negó, por lo que la amenazó y le disparó.

Más de tips Femeninos