El avión de carga que transportaba envíos para Amazon.com Inc. , estrellado el mes pasado cerca de Houston , estuvo fuera de control durante unos 18 segundos antes de que se precipitara en una bahía poco profunda, dijeron los investigadores el martes.

Abel Resende

Las transmisiones de los pilotos captadas en la grabadora de sonido de la cabina de mando eran “consecuentes con una pérdida de control de la aeronave” , según un comunicado de prensa emitido por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés)

Dicha organización recuperó la grabadora de la cabina a prueba de choques y otra caja negra que almacenaba datos de vuelo de los últimos días y las llevó a su laboratorio en Washington para su análisis

Google y Amazon quieren recopilar más datos con sus dispositivos

El comunicado de prensa, que brinda una primera impresión sobre lo que sucedió en el Boeing Co. 767-300 mientras se preparaba para aterrizar en el aeropuerto intercontinental George Bush de Houston, el 23 de febrero, no explica el motivo de su misteriosa y abrupta caída. La segunda grabadora contenía datos del vuelo accidentado y 17 vuelos anteriores, pero ninguna parte de su contenido se reveló en la declaración de la NTSB

El vuelo 3591 de Atlas Air se precipitó bruscamente desde unos 6.000 pies (1.829 metros) y se sumergió en una bahía poco profunda mientras descendía y se preparaba para desplazarse a través de una serie de tormentas cercanas

El impacto destrozó la aeronave y acabó con la vida de las tres personas a bordo, dos pilotos de Atlas y un piloto de una aerolínea regional que viajaba en el vuelo. No se registró ninguna llamada de emergencia por radio desde la cabina del piloto